Los Indignados volverán a la Puerta del Sol en Madrid

El “movimiento 15-M” convocó a una manifestación para el 12 de mayo hacia en el epicentro y símbolo de las protestas. Allí acamparán por tres días, hasta el 15, aniversario del comienzo de las movilizaciones contra la injusticia social y la ferocidad de los mercados financieros.

Por:
INFOnews

Un año después de haber irrumpido en el panorama político y social español, los indignados pretenden volver a tomar la céntrica Puerta del Sol de Madrid con motivo del primer aniversario de este movimiento ciudadano que reclama un cambio social, político y económico en España.

El próximo 12 de mayo habrá una manifestación en la capital española, tras la cual pretenden acampar en el llamado kilómetro cero, epicentro y símbolo de las protestas de hace un año, y permanecer en él hasta al menos el día 15, fecha oficial del aniversario.
Indignados españoles en la Puerta del Sol, en Madrid.
Indignados españoles en la Puerta del Sol, en Madrid.

En tanto, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, advirtió al movimiento de que las acampadas son “actos ilegales”.

“Evidentemente las acampadas son ilegales. Las manifestaciones se hacen en el marco de la ley, y no sólo deben ser respetadas, sino también protegidas, siempre que se ejerzan en el marco de la ley”, manifestó.

Según señala la página web del movimiento de los indignados en Madrid (http:\madrid.tomalaplaza.net), “Sol será una asamblea permanente del 12 al 15 de mayo”.

No obstante, ya desde el 1 de mayo habrá un punto de información en la Puerta del Sol de cara a la manifestación del sábado 12 de mayo. Ésta partirá ese día por la tarde de cuatro puntos distintos de la capital española para confluir en el kilómetro cero.

El “movimiento de los indignados” ó “15-M” irrumpió el 15 de mayo de 2011, una semana antes de las elecciones municipales y autonómicas que se celebraron en una España sacudida por las consecuencias de una crisis económica de la que aún no logró salir. Sus protestas en las plazas principales de numerosas ciudades, en las que también acamparon, fueron multitudinarias durante semanas.

El gobierno del entonces presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, toleró las acampadas y las manifestaciones.

Por su parte, el actual Ejecutivo, comandado desde diciembre por Mariano Rajoy, del conservador Partido Popular (PP), podría no ser tan tolerante al respecto, según se desprende de declaraciones como las del ministro del Interior.

Deja un comentario