Docentes de la Ciudad iniciaron un plan de lucha para rechazar el cierre de más de 200 grados. Desde el gobierno respondieron que se trata de una medida de «integración».

Los maestros porteños nucleados en UTE-CTERA comenzaron esta semana un plan de lucha que consiste en la instalación de una Carpa Blanca frente a la sede del gobierno porteño contra el cierre de más de 200 grados.

Eduardo López, titular del gremio, señaló que «ya se empezó el ciclo lectivo y los chicos ya tienen el grupo de amigos armado; esto no es normal, puede traer daños pedagógicos», remarcó.

Con respecto a la medida dipsuesta por su gremio, López aseguró que es para que «los chicos estén más cómodos» y se dé marcha atrás con el cierre de 221 grados. «No puede haber en un aula de 4 por 4 más de 35 chicos», afirmó.

La Disposición Nº DI-2012-15 DGEGE con referencia al Expediente Nº 342.848/12, establece la «integración» de 143 cursos de establecimientos educativos en Escuelas de Educación Primaria  y 78 cursos en Escuelas de Educación Media y Técnica.

En este sentido, el ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, defendió la medida y sostuvo que «en algunos casos se están juntando chicos y en otros desdoblando grados».

La semana de protesta docente finalizará el viernes con una caravana y movilización que partirá de las escuelas afectadas y confluirá a las 18 frente a la jefatura de gobierno porteño.

Ciudad1

Deja una respuesta