Ciencia

Científicos de la Universidad de Washington consiguieron enfriar agua en condiciones cotidianas. El hallazgo podría ser un gran aporte para la refrigeración de componentes informáticos.

¿Cómo hacer que un láser refrigere el agua? Ese era el desafío que enfrentaban desde hace años los científicos y que lograron resolver investigadores de Washington.

Según un estudio que publicará Proceedings la semana próxima, un equipo logró enfriar agua en 2,22 grados utilizando un láser infrarrojo.

El autor principal del trabajo, Peter Pauzauskie, profesor de Ciencia de los Materiales de la Universidad de Washington explicó que “cuando vas al cine, ves que las pistolas láser de Star Wars calientan las cosas. Este es el primer ejemplo de un rayo láser que refrigera líquidos como el agua en condiciones cotidianas”. El investigador continuó que constituía “una pregunta abierta sobre si esto se podría hacer, ya que normalmente el agua se calienta cuando se ilumina”.

Para conseguir este logro, los investigadores decidieron usar un material que se encuentra habitualmente en los láseres comerciales pero hicieron una modificación: aplicaron el fenómeno del láser a la inversa. Iluminaron un solo cristal microscópico en suspensión en el agua con luz láser infrarroja para excitar un tipo único de brillo que tiene un poco más de energía que la cantidad de luz absorbida. Precisamente dicho resplandor de mayor energía se lleva el calor lejos, tanto del cristal como del agua que lo rodea. Cuando ese líquido se enfría, la partícula atrapada se ralentiza y allí se puede observar claramente el efecto de refrigeración.

Una de las aplicaciones más importantes que podría tener este descubrimiento, sería aplicarlo para la refrigeración de componentes informáticos, que suelen sufrir el sobrecalentamiento.

Fuente: Clarin