La presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, aprobó hoy la suspensión de las elecciones al Senado que se debían celebrar el próximo 14 de octubre, para evitar nuevos focos de contagio en el país más golpeado por la epidemia de ébola.

La mandataria justificó la decisión en «las medidas tomadas por el Gobierno bajo el estado de emergencia para contener la expansión del ébola y otras medidas de restricción de viajes y contactos».

En su opinión, la celebración de elecciones requiere una atmósfera política «libre, abierta y transparente» de la que ahora carece Liberia, de acuerdo a las declaraciones que reprodujo la agencia EFE.

La Comisión Electoral, organismo encargado de organizar los comicios, no pudo llevar a cabo los procedimientos previos a la convocatoria, como la actualización del censo electoral, el despliegue de personal en todos las zonas electorales, la formación a los votantes o el reclutamiento de vocales para la jornada electoral.

Liberia ni siquiera dispone del material electoral necesario para realizar la campaña electoral y ejercer el voto, debido a la suspensión de vuelos al país, donde la Comisión Electoral tampoco tiene libertad de movimientos para velar por que se respete la ley, puntualizó Johnson-Sirleaf.

La presidenta liberiana declaró el estado de emergencia el 6 de agosto pasado, con la finalidad de combatir el ébola y erradicar el virus, que hasta la fecha mató a 2.210 personas en ese país, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La cifra lo convierte en el Estado más afectado por la epidemia, que ya ocasionó 3.879 casos mortales en África Occidental.

www.telam.com.ar