Con el nuevo régimen de ventanilla única se presentaron 16.500 pedidos para importar, solo 4.700 obtuvieron la luz verde. De este total, 2.600 fueron denegadas y el resto aún esperan. Guillermo Moreno, tal como se preveía, afinó el lápiz y le dio el visto bueno, por ahora, a solo a un tercio de las mercancias que pretenden entrar al país

Pasó una semana de la puesta en marcha de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) y hasta el momento, un tercio de los pedidos revisados fue rechazado por el gobierno, mientras que más de la mitad sigue a la espera de una resolución.

De las 16.500 declaraciones juradas que ingresaron, tuvieron respuesta sólo 7.300. De este total, 2.600 fueron rechazadas por la secretaría de Comercio Interior.

Las críticas al nuevo sistema radican, principalmente, en que no se informa cuáles fueron los motivos por los que no se otorgó la autorización para el ingreso de las mercaderías.

Otro cuestionamiento tiene que ver con la actitud del funcionario nacional. Se preveía que si la AFIP aprueba y Moreno no dice ni sí ni no: se supone que con el OK del organismo recaudador es suficiente para encargar la mercadería y retirarla en el puerto 40 o 60 días después.

En este marco, el polémico funcionario está llamando a diario a todos los grandes importadores para preguntarles (en tonos que van de lo afable a lo francamente agresivo) cuándo pasan por su despacho a firmar el compromiso de que van a exportar tanto como lo que importan. Muchos de ellos, ante el temor de no poder ingresar nada de lo que compraron en el exterior, ya fijaron fecha.

El dato más importante de lo que está pasando por estas horas es el otorgamiento casi automático de permiso para traer mercadería a las empresas que durante todo 2011 importaron por debajo de los u$s 500.000.

Agenciacna.com

Deja una respuesta