“Las becas están hoy en el nivel de la pobreza”

El diputado Roberto Salvarezza cuestionó la eliminación del Ministerio de Ciencia y Tecnología dispuesta recientemente, y advirtió sobre los científicos que el país va a perder por la reducción del número de especialistas incorporados al sistema científico y tecnológico.

Extitular del Conicet durante la gestión kirchnerista, el diputado nacional Roberto Salvarezza se quejó inicialmente de “lo simbólico” que representa la desaparición del Ministerio de Ciencia y Tecnología. “En cualquier país del mundo el recurso más importante son los investigadores, a los que hay que formar durante años. A los que los países desarrollados protegen”, señaló.

Puntualizó a continuación que Argentina “tiene hoy tres investigadores cada mil habitantes de población económicamente activa; un buen número para Latinoamérica, que se logró por la decisión de Néstor y Cristina Kirchner de apostar a la ciencia y a la tecnología como un insumo para el desarrollo”. Sin embargo, reconoció que los países más desarrollados tienen 9, o 12 investigadores cada mil habitantes de población económicamente activa, aclaró, advirtiendo que en lugar de 1.200 becarios que el año que viene deberían incorporarse al sistema científico y tecnológico, serán “solamente 400, por decisión de este Gobierno. 800 doctores van a quedar afuera, y los vamos a perder, no van a tener un lugar en el mundo académico, porque no hay cargos, porque los han suprimido”.

Aludió a otro problema: “los 12.000 becarios que hoy están, están en una situación económica más que difícil. Las becas están hoy en el nivel de la pobreza: una beca está hoy en 20 mil pesos; son graduados universitarios, que afrontan 7 años de formación, muchos de ellos tienen familia a cargo. En marzo de este año, el Conicet les anunció una noticia que no tiene precedentes, que no iban a recibir actualización de sus becas”. La medida llevó a los becarios a tomar la sede del Conicet y otras instituciones para forzar al Gobierno a cumplir.

Salvarezza llamó a trabajar para poder tener una sesión donde se puedan considerar los proyectos que estaban previstos, “y tratemos de impedir este nuevo ‘éxito’ que va a afectar el futuro de nuestro país”.