El SMN emitió una advertencia sobre los riesgos que implican las elevadas temperaturas para bebés, niños y adultos mayores. Al mediodía, en la Ciudad y el GBA la temperatura rozaba los 35°.

Quien pueda evitarse de salir hoy a la calle sería recomendable que lo haga. Lo impiadoso del sol y las elevadas temperaturas transforman al asfalto en un escenario hostil. Por la ola de calor, el Servicio Meteorológico (SMN) lanzó el alerta amarillo.

Pasado el mediodía, en la Ciudad y el Gran Buenos Aires la temperatura ascendía a los 34,8 grados, y está a décimas de superar la máxima prevista para hoy, que es de 35.

Dadas estas condiciones, el SMN emitió un alerta amarillo sobre el impacto de la ola de calor en el riesgo de mortalidad. La escala incluye verde (sin efecto sobre la salud), amarillo (leve-moderado), naranja (moderado-alto) y rojo (alto-extremo), que sólo se da en casos excepcionales.

El alerta amarillo implica que “las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas”, precisa el informe del organismo y afirma que “se requiere la toma de medidas preventivas”.

Frente a la ola de calor, el Ministerio de Salud recomienda tomar mucha agua durante todo el día, evitar comidas abundantes y bebidas alcohólicas, consumir frutas y verduras, usar ropa suelta y de colores claros, no realizar ejercicios físicos en lugares calurosos, usar sombreros y cremas protectoras para la piel, entre otros consejos.

Lejos de un alivio, para mañana se espera más calor. La máxima pronosticada es de 37 grados. Sobre la noche podría comenzar a nublarse y durante las primeras horas del viernes caerían algunas lluvias que cesarían antes de los festejos de Nochebuena.

Fuente: Clarín

Por Leo

Deja una respuesta