Unión de Consumidores de Argentina – Centro de Educación al Consumidor-Centro de Orientación y Defensa del Consumidor LANZA CAMPAÑA CONTRA LA FUSION TELEFONICA TELECOM.

La campaña consiste principalmente en la recolección de firmas a través de Facebook y mesas instaladas en las principales esquinas de la ciudad de Buenos de Aires. Estas acciones serán acompañada por un spot televisivo, afiches en la en la vía pública y entrega de folletos. Entre ambas empresas manejan el 90 % de la telefonía fija, 74% de Internet, 62% de la telefonía móvil y tienen una facturación anual de 25.000 millones de pesos.

La Unión de Consumidores de Argentina (UCA), el Centro de Educación al Consumidor (CEC) y el Centro de Orientación y Defensa del Consumidor (CODEC), lanzarán a partir de mañana viernes 10 de diciembre la campaña “NO AL MONOPOLIO TELEFONICA/TELECOM” con el objetivo de juntar firmas y denunciar que la fusión de ambas compañías, permitida por las autoridades nacionales, atenta contra los intereses de los usuarios al crear un monopolio en el mercado de las telecomunicaciones.

Para la recolección de la firmas se habilitarán mesas en las equinas de nuestra ciudad y se abrirá una cuenta en facebook con el nombre de la campaña “No al Monopolio Telefónica Telecom” para que los usuarios firmen contra la concentración de las telefónicas. Estas acciones serán reforzadas a través de un spot televisivo cuya difusión quedará comprendida en lo previsto por el art. 76 de la Ley de Medios, afiches en la vía pública y entrega de folletos en la vía pública.

La campaña tendrá una duración de diez días y la primera mesa para la recolección de firmas se abrirá mañana viernes a partir de las 11hs en la intersección de la calle Florida y Diagonal Norte.

La campaña informará a todos los usuarios sobre la situación de monopolio en que se encuentra actualmente el mercado de las telecomunicaciones en el país, ya que el pasado 14 de octubre, el Gobierno Nacional aprobó el ingreso de Telefónica de España- dueña de Telefónica Argentina- en Telecom Argentina, creando un nuevo escenario en el mercado en donde ambas empresas adoptan una posición monopólica en telefonía fija, telefonía celular, Internet y datos.

La concentración del mercado se da concretamente debido a que Telefónica de España es propietaria en Argentina de Telefónica y a su vez ahora con la decisión del gobierno tiene el 52% de Telecom. Esto llevó a que actualmente, entre ambas empresas, manejen: 90 % de la telefonía fija, 74% de Internet, 62% de la telefonía móvil. Además, las empresas tienen una rentabilidad del 30%, en su país no supera el 3%. Es decir, que en nuestro país obtienen un 1.000% más de rentabilidad que en sus países de origen. La facturación de ambas empresas llega a 25.000 millones de pesos por año.

Esta situación vulnera lisa y llanamente los derechos constitucionales de los usuarios y consumidores de un servicio público de gran importancia para el desarrollo social, ya que la concentración trae aparejada consecuencias concretas en los consumidores, a los que convierte en rehenes, por ejemplo; no poner teléfonos fijos porque no le conviene como están haciendo ahora las telefónicas o aumentar precios en forma arbitraria en telefonía celular. También las empresas pueden realizar maniobras para no realizar inversiones y, de este modo, poner en riesgo la naturaleza de servicio público.

En este sentido, en lo que va del año Telecom aumento su facturación un 18%, pero la inversión solo aumentó en 4%, la cual fue destinada en su totalidad a telefonía celular, datos e Internet. La inversión en telefonía fija fue cero, ya que este segmento del negocio esta regulado y con tarifa congelada, como surge del balance de la propia empresa presentado ante la Comisión Nacional de Valores (CNV).

El Estado avaló esta situación, pero anteriormente estuvo dos años investigando a estas empresas a través de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) y dictaminó, en agosto de 2009, que Telecom Italia debía desinvertir en Telecom Argentina.

Este giro de 180 grados, producido por el Estado Nacional a través del Dictamen 835 de la (CNDC), se fundamentó solamente en la presentación de los Compromisos asumidos por Telefónica y Telecom para garantizar la competencia. La situación es más grave aún, ya que esos Compromisos no se hicieron públicos por parte del Estado Nacional, lo cual los usuarios y consumidores no tienen ningún conocimiento al respecto y, en consecuencia, ninguna capacidad de control sobre su cumplimiento.
Ante esta problemática el 23 de noviembre, UCA solicitó a la CNDC una copia de los Compromisos con el fin de controlar el cumplimiento de lo acordado entre el Estado y las empresas en los dictámenes 835 y 836.

El Estado debe proteger a los usuarios y consumidores, pero en este caso privilegió el interés privado de las empresas, poniendo en riesgo un motor esencial del crecimiento de la sociedad en su conjunto como es hoy el sector de las telecomunicaciones.
Fuente: elvecinalistaweb

Por Marta

Deja una respuesta