Los gobiernos de la Unión Europea (UE) decretaron este lunes un embargo petrolero contra Irán, la sanción más severa establecida contra Teherán por el desarrollo de su programa nuclear.

Los países de la UE con contratos ya firmados para la importación de crudos y derivados de Irán tendrán hasta el 1 de julio del 2012 para concluir esos acuerdos, precisaron fuentes diplomáticas citadas por las agencias DPA y Europa Press.

La UE también acordó congelar los activos del banco central iraní y prohibir todo el comercio en oro y otros metales preciosos con el organismo y otras entidades públicas, agregaron.

Télam

Deja una respuesta