El titular del radicalismo, Ernesto Sanz, adelantó que la mayoría de sus correligionarios piensa en no acompañar al oficialismo.

La Unión Cívica Radical, el principal partido opositor en el Congreso de la Nación, podría votar en contra del proyecto presidencial para reabrir el canje de la deuda pública externa y reemplazar a Estados Unidos por Argentina como lugar de pago de la misma.
«La mayoría de los legisladores opinamos que no vamos a acompañar al Gobierno», adelantó el senador y presidente de la UCR, Ernesto Sanz.

La iniciativa es impulsada por la Casa Rosada luego de que el juez neoyorkino Thomas Griesa impidiera a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y 2010 cobrar lo que ya depositó nuestro país.

El radicalismo se sumó así a Pro de Mauricio Macri, que este miercoles rechazó de plano el proyecto anunciado en cadena nacional por la presidenta Cristina Kirchner

Las palabras de Sanz en radio Mitre anticipan lo que sería la postura de la UCR, que será oficializada este jueves en un encuentro de 55 diputados y senadores partidarios que se reunirán en Córdoba.

Más temprano, en radio Rivadavia, el legislador advirtió sobre la transcendencia de la medida que propuso la Casa Rosada con la nueva norma: «Lo que nos preocupa es que las consecuencias que hoy se tomen tienen la implicancia en la inversión, en las decisiones de inversión y en la economía que está cada vez más recesiva».

«Queremos analizar el tema en profundidad para que nuestra postura sea fruto de un serio debate técnico y político», había dicho Sanz. Justamente, la jornada partidaria tendrá como puntapié inicial las exposiciones de Javier González Fraga, Martín Lousteau y Alfonso Prat-Gay, todos economístas.

www.parlamentario.com