Clima

El temporal viene a agravar al menos tres olas de inundaciones a lo largo de diciembre. Un puente se derrumbó. Hay miles de casas sin luz. Y vuelos cancelados.

La tormenta «Frank» alcanzó Reino Unido durante la mañana del miércoles, pasando inicialmente sobre Irlanda del Norte, donde unas2.000 casas permanecieron sin electricidad y numerosos vuelos tuvieron que ser pospuestos en el aeropuerto de Belfast.

Las zonas más afectadas por las inundaciones, que incluyen el norte de Inglaterra y regiones de Escocia y Gales, son las que más tienen que prepararse para la que será la tercera ola de inundaciones durante el mes de diciembre.

Miembros de los servicios de emergencias permanecen junto a un puente que se ha hundido debido a las fuertes lluvias en Tadcastle en Yorkshire (Reino Unido)./EFE

Tras días de precipitaciones constantes, un puente que cruzaba el río Wharfe, en la región de Tadcaster, en Yorkshire, colapsó. Numerosos habitantes fueron testigos del derrumbe del puente, construido en el siglo XVIII, y que había sido cortado al tráfico días atrás.

Durante las Navidades, varias regiones del norte de Inglaterra avisaron de las inundaciones, y en ciudades como York o Leeds, el agua alcanzó la altura de la cintura.

Miembros de los servicios de emergencias permanecen junto a un puente que se ha hundido debido a las fuertes lluvias en Tadcastle en Yorkshire (Reino Unido) ./ EFE

A principios de diciembre, otra tormenta, Desmond, provocó trombas de agua en el Reino Unido, particularmente en el noroeste de Inglaterra, dejando sin electricidad a 60.000 hogares.

Se registraron dos récords nacionales en cantidad de lluvia: en Honister Pass (341,4 mm en 24 horas) y Thirlmere (405 mm en 48 horas).

Tres semanas más tarde, más de lo mismo. En plenas vacaciones de Navidad, la furia del clima golpea el norte de Inglaterra. La ciudad histórica de York se despierta con sus calles convertidas en canales. Las ciudades de Leeds y Manchester también se ven dañadas.

Si bien la región se ha beneficiado en los últimos días de un tiempo mejor, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Rory Stewart, dijo sentirse «gravemente preocupado» por la llegada de tormenta Frank.

Imagen de la NASA muestra al enorme tormenta Frank, en su avance hacia el Reino Unido. / AFP

Es verdad que el Reino Unido es un país lluvioso, en particular en invierno, y en la historia del país hubo antes grandes inundaciones, como las que mataron a 300 personas en 1953. Sin embargo, la frecuencia de las recientes inundaciones es un desafío para los expertos.

«El cambio climático ha jugado un papel importante«, sostiene John Gummer, presidente de la Comisión independiente británica sobre cambio climático. «Este tipo de cosas son previsibles, pero el cambio climático las hace más graves y frecuentes».

Las inundaciones de estos últimos días han anegado más de 6.700 edificios, han motivado la evacuación de miles de personas y obligaron al gobierno a movilizar al ejército

Contando a partir de las inundaciones de principios de diciembre, el costo del mal tiempo podría superar los 6.700 millones de euros (7.300 millones de dólares), según una primera estimación de la empresa auditora KPMG.

Fuente: agencias – Clarin