Reconciliación histórica. Bueno, puede ser que no sea para tanto, pero se trata de una reconciliación, al fin. Y eso siempre es bienvenido. Las protagonistas: Iliana Calabró y Stella Maris Lanzani, las mismas que hace seis años vivieron un episodio que las enfrentó y que terminó en escándalo. Lo más recordado fue el despido de Lanzani de la obra que iban a protagonizar juntas, y que sucedió, en vivo, durante el programa Intrusos, de Jorge Rial, vía telefónica por parte del productor Gerardo Sofovich.

Ahora, el artífice de la paz entre ambas actrices fue el coreógrafo Flavio Mendoza. Las dos mujeres que están trabajando en Mar del Plata (Iliana con El gran burlesque y Stella Maris con Passion), se encontraron en la función de gala de Servian el Circo, el espectáculo de Mendoza que se realiza en la misma ciudad. Los testigos que vieron la escena del reencuentro temieron lo peor. Pero se ve que el tiempo cura las heridas y en cuanto se vieron las dos se abrazaron y lloraron juntas. Lejos parece haber quedado aquel episodio, en 2005, cuando en Intrusos las dos estaban en el piso para hablar de la comedia Soltero y con dos viudas, que iban a estrenar esa misma noche. En ese momento, Lanzani le reprochó a Calabró: “No me saluda, se le subió la fama a la cabeza”. La escalada terminó con Iliana yéndose del estudio y Stella Maris recibiendo el llamado de Sofovich, mientras el programa seguía saliendo al aire, en el que le decía que quedaba fuera del elenco. Y que su lugar lo iba a ocupar Ana Acosta. Desde entonces, nunca se habían vuelto a cruzar hasta que Flavio Mendoza ofició de pacificador, y el año arrancó con un reencuentro.

Fuente: Clarín

Por Leo

Deja una respuesta