El Presidente de Subterráneos de Buenos Aires admitió que el cierre de la línea A podría prolongarse por tres meses. Si bien aún no está todo definido, las declaraciones de algunos funcionarios parecen indicar el inminente cierre de la línea A durante este verano. Tanto es así que desde Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), su presidente Juan Pablo Piccardo manifestó que la clausura del servicio que une Plaza de mayo con la estación Carabobo podría ser de «entre dos y tres meses».

La medida tiene como fin el reemplazo de los centenarios vagones que realizan diariamente el recorrido entre esas dos cabeceras.

Piccardo sostuvo que esas formaciones necesitan ser «renovadas» porque por la tecnología que poseen «ya no son aptas para circular», y afirmó que «por la seguridad de la gente y operativa, no se pueden tomar riesgos».

Asimismo, el funcionario aseguró que a partir de los primeros días de enero, cuando cuando el gobierno porteño se haga cargo de la red de subterráneos, se procederá a informar la decisión adoptada.

«Se está pensando en minimizar el impacto en la gente», señaló Piccardo, a la vez que manifestó que, en caso de paralización, se pondrán «formas alternativas de transporte para paliar la situación”.

Fuente: Ciudad1