A casi 25 años de la caída del Muro, los habitantes del este sufren el desempleo y el estancamiento del PBI, lejos del nivel occidental.

Con una preocupante tasa de desempleo de dos dígitos, la economía alicaída y una recaudación per cápita un 50% inferior a la de sus vecinos, los habitantes del sector este de Alemania, tierras de la entonces socialista República Democrática Alemana (RDA) corren con desventaja, cuando pasaron casi 25 años de la caída del Muro de Berlín, según un nuevo informe oficial publicado ayer y analizado por Tiempo Argentino. En el estudio, Alemania reconoce que aún queda mucho por hacer para poder equiparar oriente con occidente. «El proceso de recuperación económica del este ha sido muy lento los últimos años», indicó la delegada del este del gobierno alemán, Iris Gleicke. «A pesar de que la convergencia de los estándares de vida entre el este y el oeste ha sido un éxito, hay una grieta en la economía y en el mercado laboral», agregó.

La fuerza económica de los estados del este de Alemania sigue estando un tercio por debajo del nivel del oeste. Una brecha que apenas se ha modificado en los últimos años. Asimismo, existe una gran distancia en los ingresos fiscales y la tasa de desempleo es notablemente superior a la de sus vecinos del oeste.

En los estados del este, el gobierno recauda una media de 937 euros per cápita (1202 dólares), cerca de la mitad de lo que se recauda en el oeste. Mientras, la tasa de desempleo en el este se situó en 2013 en el 10,3%, la más baja desde la reunificación el 3 de octubre de 1990, pero aún por encima del seis por ciento registrado en el oeste.

Todo esto contribuye a mantener una migración interna de la antigua RDA al oeste de Alemania desde que cayó el Muro el 9 de noviembre de 1989. «Una tendencia que se ralentizó en los últimos años, pero que podría volver a acelerarse otra vez a medio o largo plazo», indicó el informe. Los más pesimistas apuntan incluso a un estancamiento en el proceso de equiparación de las dos Alemanias.

Desde el Instituto Ifo de Múnich no se muestran mucho más optimistas. «La distancia entre el este y el oeste permanece prácticamente constante desde hace años. Casi no hay huella alguna de una cierta equiparación con el nivel del oeste», informó el instituto económico.

Al mismo tiempo, destacó que el producto bruto interno per cápita lleva estancado en la RDA desde hace años en cerca de un 66% del nivel del oeste.

Las diferencias entre el antiguo este y el oeste de Alemania no se limitan sólo al plano económico, sino también al personal. Los ciudadanos de la extinta RDA ven de manera más positiva la reunificación alemana que sus vecinos del oeste, según un sondeo publicado ayer. Cerca de un 75% de los residentes del este de Alemania valoraron positivamente la reunificación, frente al 48% de los ciudadanos del oeste. De acuerdo con el estudio elaborado por el instituto de opinión dimap, cerca de un cuarto de los alemanes del oeste indicaron que ven la reunificación más como un inconveniente, frente al 15% que opinó así en el este.
En el este, los menores de 29 años fueron los que se mostraron de manera más positiva

www.infonews.com