La ley indica que el 5 de junio deben realizarse las elecciones a Jefes de las Juntas Comunales. Sin embargo, desde las distintas fuerzas políticas consideran que Macri podría retrasar esta fecha un par de meses para celebrarla junto a los comicios locales para elegir Jefe de Gobierno y legisladores; o bien hasta octubre, si unifica con las presidenciales. Sea cual sea la opción, antes del 7 de marzo el Ejecutivo local debe hacer pública una decisión que desnudaría ante la oposición cuál será la jugada del PRO en el 2011.
Cuando en octubre de 2009, la Legislatura porteña fijó la por entonces lejana fecha del 5 de junio de 2011 para los comicios de Jefes Comunales, nadie imaginó cuánto iba a impactar esta decisión en la estrategia electoral de Mauricio Macri; el dirigente que hoy elige jugar al misterio respecto de su intención de pelear la presidencia o de buscar la reelección en la Ciudad.

“Hoy por hoy, nadie está pensando en las Comunas”, se sinceró un legislador del PRO en diálogo con LPO pero admitió: “sin embargo es cierto que antes del 5 de marzo tiene que haber una decisión política al respecto”.

En términos claros, para retrasar o modificar esta fecha de elecciones determinada por la Ley 3233, la Legislatura debe votar una modificación con 90 días de anticipación, por eso se habla del lunes 7 de marzo.

Hasta el momento, el cronograma electoral porteño es un gran enigma y es un hecho que los habitantes de la Ciudad podrían ser convocados a las urnas hasta seis veces en el transcurso del año. La primera sería el 5 de junio para elegir a los Jefes de las Juntas Comunales. Luego vendría la elección de Jefe de Gobierno y legisladores locales, con su posible ballotage, para julio o agosto; la interna abierta obligatoria nacional para el 14 de agosto y eventualmente la primera y segunda vuelta de la presidencial en octubre.

«Nuestra idea es tratar de reducir a la menor cantidad de fechas posible las convocatorias de la gente a votar. No hay que fatigarla. Además, no es poca plata lo que cuesta organizarlas», señaló públicamente Macri, en distintas ocasiones, al considerar que «es bastante confuso» el calendario electoral tal como está establecido. Pero la respuesta a cómo se retrase la elección de Comunas, o más precisamente al “cuándo” puede dejar al descubierto frente a toda la oposición cuál es la verdadera intención política de Mauricio Macri, quien hasta el momento mantiene el misterio sobre si desdobladas o unificadas, reelección porteña o postulación presidencial.

Si bien al día de hoy, nadie sabe a ciencia cierta que va a hacer el Jefe de Gobierno con las Comunas, desde el PRO afirman que sería “una locura” que este comicio se celebre independiente del proceso electoral local para definir Jefe de Gobierno y legisladores porteños. “Como sea, a nadie le conviene adelantar la elección y qué te cuenten las costillas”, evalúan desde el partido de gobierno.

Enmarcados en esta teoría, analizan que bloques mayoritarios como los de Proyecto Sur y la Coalición Cívica podrían acompañar la modificación del cronograma electoral -se necesitan como mínimo 40 votos- por encontrarse en idéntica situación.

Desde el kirchnerismo no hay una definición al respecto, pero la diputada Gabriela Alegre (autora de una ley que crea una Comisión de Información, Seguimiento y Control del cumplimiento de la Ley de Comunas como órgano tripartito entre los vecinos, la Legislatura y el Ejecutivo) señaló a LPO: “Hasta el momento, el gobierno porteño no se encargó de difundir de qué se trata la elección de Comunas, pero ahora, antes del 5 de marzo, está obligado a lanzar su convocatoria”.

Sobre las posibles fechas de esta elección, Alegre afirmó: “no está claro si Macri quiere que se hagan en junio, en agosto o en octubre. Pero al menos esta ley de Comunas obliga al Jefe de Gobierno a blanquear su decisión. No puede ser que hasta último momento mantenga al resto de la oposición como rehenes de su conveniencia”.

Fuente: lapoliticaonline.com

Por Marta

Deja una respuesta