La última encuesta de Poliarquía Consultores volvió a mostrar un retroceso en el indicador que refleja la percepción de la población sobre su economía. Aproximadamente 60% de los encuestados considera que su situación es regular, mala o muy mala. Pero donde es mayor el impacto en el bolsillo es en los mayores de 50 años donde apenas el 35% consideran como positiva su situación.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Confirmando los trabajos de la consultora Ecolatina y el Índice de confianza del consumidor de la Universidad Di Tella (UTDT) y del indicador de expectativas económicas de los agentes (UCA), publicado este domingo 02/06 en Urgente24, este lunes 03/06 Poliarquía Consultores presenta un sondeo a nivel nacional de 1000 casos, realizado entre el 8 y el 15 de mayo último en 40 localidades del país, representativas de la población argentina, donde se aprecia por segunda vez consecutiva un retroceso de dos puntos en el indicador que refleja la percepción de la población sobre su economía, donde la franja etaria de los ciudadanos de 50 años y las personas con menor instrucción son los que más acusan los efectos de la crisis económica.

En general, casi la mitad de la población considera a su situación económica apenas como regular, 11% sostiene que directamente es mala o muy mala y solo el 40% se ubica entre quienes la califican como buena o muy buena.

Según revela este 03/06 el diario El Cronista, que tuvo acceso al trabajo de Poliarquía, “con el descenso de mayo, el indicador acumula una caída de cuatro puntos en los últimos 60 días, alcanzando el valor más bajo de este año”, señaló Alejandro Catterberg, su director.

Los datos están en consonancia con el deterioro del Índice de confianza del consumidor (UTDT) y del indicador de expectativas económicas de los agentes (UCA) que muestran una pronunciada caída en los últimos meses.

El poder de compra de los hogares se está viendo afectado no sólo por salarios reales estancados, sino también por el enfriamiento del mercado de trabajo. Según el INDEC, el empleo trepó tan sólo 0,7% i.a. en el primer trimestre de 2013, mientras que la subocupación demandante aumentó 11% i.a.

El indicador de economía personal que elabora Poliarquía cayó hasta el piso anual establecido en el mes de enero y en términos interanuales experimentó un descenso de un punto.

El registro es aún más preocupante si se tiene en cuenta que, luego de que en mayo de 2012 sólo un 41% de la población evaluara a su situación económica personal de forma positiva, se inició el último período de dos caídas consecutivas en el indicador, que concluyó en julio con un magro 37%.

Analizado por segmentos demográficos, el indicador de economía familiar obtiene valores más elevados entre los menores de 30 años (48%), los residentes del interior del país (43%) y aquellos con instrucción terciaria a superior (46%).

Pero muestra que el mayor impacto en el bolsillo lo perciben los mayores de 50 años “apenas un 35% considera buena o muy buena su economía” y aquellos que sólo poseen instrucción primaria, ya que apenas uno de cada tres hace un balance positivo.

Sobre esa franja ha decidido también actuar el Gobierno nacional atento al enfriamiento del consumo y la caída del empleo en un año electoral clave con las últimas medidas lanzadas por Cristina Fernández como el aumento de las Asignaciones familiares, la Asignación Universal por Hijo, la ayuda escolar y especialmente el subsidio de contención para jubilados.

Fuente: Urgente24.com