El Foro de Bicentenario emitió un muy negativo informe que se conoció este martes 25/06 sobre la realidad de la educación argentina. En verdad, el documento recopila muchos de los informes y evaluaciones internacionales que se publicaron en los últimos tiempos y de los que dio cuenta Urgente24 en varias ocasiones (ver notas relacionadas) en cuanto a financiamiento, problemas de los alumnos en la comprensión de textos, conducta, deserción, repitencia, etc.

El Foro de Bicentenario es una agrupación que desde 2005 nuclea a reconocidos intelectuales y académicos argentinos como Marcos Aguinis, Mariano Grondona, María Sáenz Quesada y Vicente Massot.

En su escrito, el Foro recuerda que «nuestro país había liderado desde fines del siglo XIX la escolarización primaria en América Latina. La ley 1420 de “educación común, gratuita y obligatoria” permitió un abatimiento del analfabetismo que hizo que nuestra escuela fuera un ejemplo a imitar. La situación actual es distinta tal como lo confirman las últimas evaluaciones internacionales de calidad educativa a nivel primario, que nos colocan por debajo de seis países latinoamericanos».

Algunos ejemplos de las menciones que hace el Foro: En julio de 2012 la Unesco dio a conocer que la Argentina es uno de los países de la región con más baja tasa de graduación en el secundario.

Según el informe de la Unesco Global Educativa Digest, de 2010, sólo el 43% de los chicos argentinos que cursa el secundario lo termina en los plazos establecidos y solo la mitad accede a ese título.

En agosto de 2012, de acuerdo con los datos oficiales brindados por el decanato de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) de 1.245 alumnos que aspiraban a ingresar a Medicina, solo el 46 por ciento aprobó Comprensión de Textos.

Según datos oficiales del propio Ministerio de Educación correspondientes a la matricula de jóvenes que se inscriben cada año en la secundaria en todo el país se observa que:

• En el año 2003, el 33% de los jóvenes cursaba la secundaria con sobre edad, es decir venía retrasado, y otro 13% la abandonó ese año.

• En el año 2009 (último disponible), los jóvenes con sobre edad eran el 38% y otro 12% había abandonado ese año.

• Esto significa que entre los años 2003 y 2009 el porcentaje de jóvenes que habían abandonado la escuela o cursaban cursos inferiores a los que correspondían a su edad pasó del 46% al 50%.

El estudio internacional desarrollado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) que se considera un estándar internacional aceptado, reveló en 2009 que los estudiantes argentinos tienen de 15 años tienen graves deficiencias a la hora de comprender lo que leen.

El 18/04/2012 un informe del centro de estudios Idesa indicó que incrementar la inversión en educación, hasta llegar al 6% del PBI, constituye uno de los ejes centrales de la política educativa del kirchnerismo pero la calidad de la educación sigue en declive.

“Las crecientes brechas con países vecinos son muy ilustrativas. Sumar recursos a un sistema mal organizado sirve para potenciar el derroche, pero no para mejorar los resultados. Para revertir este rotundo fracaso es fundamental establecer reglas que premien el esfuerzo y la excelencia”, indicó entre otras recomendaciones.

En Julio de 2012 según datos de la Unesco, la Argentina es uno de los países de la región con más baja tasa de graduación en el secundario, lo cual habla de una situación alarmante.

El Foro de Bicentenario aporta más datos:

“La desigualdad que se pone en evidencia cuando se considera el nivel de conocimientos de los niños según la provincia de residencia o tipo de gestión escolar”.

“Las deficiencias en los conocimientos de los niños de sexto grado en las escuelas estatales del conurbano, son nada menos que seis veces mayores a las que se registran en las escuelas privadas de la ciudad de Buenos Aires”.

“Un hecho que aparece por vez primera en 2003, destaquemos que hasta este año nunca había disminuido la matrícula estatal en la escuela primaria. Pero entre 2003 y 2011 se matriculan en escuelas primarias estatales 288 mil niños menos (8 por ciento)”.

“En el nivel secundario la luz de alerta la encendió la última Prueba Pisa del año 2009, ya que el nivel de conocimiento de nuestros adolescentes de 15 años los ubica en el lugar 58 sobre 65 países”.

A continuación el documento completo:

DECLARACIÓN EDUCACIÓN – Junio del 2013

En este siglo avanzan las naciones capaces de construir un sistema escolar no solo socialmente inclusivo sino también de calidad en lo que hace a los contenidos educativos.

Nuestro país había liderado desde fines del siglo XIX la escolarización primaria en América Latina. La ley 1420 de “educación común, gratuita y obligatoria” permitió un abatimiento del analfabetismo que hizo que nuestra escuela fuera un ejemplo a imitar. La situación actual es distinta tal como lo confirman las últimas evaluaciones internacionales de calidad educativa a nivel primario, que nos colocan por debajo de seis países latinoamericanos.

Otro dato preocupante es la desigualdad que se pone en evidencia cuando se considera el nivel de conocimientos de los niños según la provincia de residencia o tipo de gestión escolar, tal como lo ponen en evidencia los Operativos Nacionales de Evaluación del Ministerio de Educación.

Estamos lejos de la igualdad de oportunidades cuando, por ejemplo, las deficiencias en los conocimientos de los niños de sexto grado en las escuelas estatales del conurbano, son nada menos que seis veces mayores a las que se registran en las escuelas privadas de la ciudad de Buenos Aires.

La avenida General Paz parece en educación el límite entre dos naciones distintas. Es preocupante un hecho que aparece por vez primera en 2003, destaquemos que hasta este año nunca había disminuido la matrícula estatal en la escuela primaria. Pero entre 2003 y 2011 se matriculan en escuelas primarias estatales 288 mil niños menos (8 por ciento); este comportamiento de la población es un llamado de atención no solo para las autoridades sino también para los sindicatos docentes.

En primer grado el éxodo de la escuela pública es aún más pronunciado, ya que entre 2003 y 2011 la matricula se redujo un 11 por ciento. Por primera vez en nuestra historia ahora son miles las familias- muchas humildes que están renunciando a una educación pública y gratuita.

Tampoco es promisorio que no estemos cumpliendo el exiguo calendario escolar, que además es uno de los más cortos en toda América Latina.

No es alentador que no se está cumpliendo con la ley sobre Financiamiento Educativo, ya que esta ley indicaba no solo un nivel de gasto en educación equivalente a 6 por ciento del PBI. La ley también establecía que hacia el 2010 el 30 por ciento de los alumnos en escuelas primarias estatales debía gozar los beneficios de la Jornada Escolar Extendida, esto requiere incluir en esta doble escolaridad a más de un millón de niños. Lamentablemente en el 2011 apenas gozaban de este beneficio 293 mil niños.

En el nivel secundario la luz de alerta la encendió la última Prueba Pisa del año 2009, ya que el nivel de conocimiento de nuestros adolescentes de 15 años los ubica en el lugar 58 sobre 65 países.

Estamos por debajo de Chile, Uruguay, México, Colombia y Brasil. En lo que hace a la igualdad de oportunidades, es preocupante observar que según esta misma prueba PISA, la diferencia en el nivel de conocimientos entre adolescentes de familias ricas y pobres en nuestro país es de las más altas en América Latina.

Sin igualdad de oportunidades educativas la equidad social es un objetivo inalcanzable. Pero aun estamos a tiempo de encarar el desafío que nos plantea este siglo caracterizado por el avance la ciencia y tecnología, por eso nuestra obligación es preparar a los adolescentes para ingresar bien preparados al futuro.

Esto exige fortalecer la escuela que debe volver a ocupar un lugar central en nuestra sociedad, como lo tuvo hace un siglo. Es hora que nuestros políticos asuman con decisión este desafío.

www.urgente24.com