El actor Hugh Laurie tuvo un brote bipolar, discutió con su mujer durante sus vacaciones en Marbella y los paparazzis se hiceron una panzada.

El actor devenido en cantante de blues Hugh Laurie estaría atravesando un momento álgido en su matrimonio con Jo Green. Al parecer, el intérprete de la popular serie médica «House» discutió en público con su mujer durante las vacaciones en Marbella que, se suponía, tenían que ser una suerte de segunda Luna de Miel.

Después de ocho años de extrañar su hogar en Londres y a su familia, Laurie regresó a su país con el éxito de «House» en sus espaldas y el broche de oro de una gira mundial para presentar su primer disco de blues, «Let them talk» («Déjalos hablar»).

Es evidente que el malestar entre Laurie y su mujer fue tal durante su escapada a España que la gente -y los paparazzi- empezaron a hablar. Al parecer, el actor sufre depresión desde 1996 y fue diagnosticado como bipolar, lo que no contribuye a revitalizar su relación con Green.

Laurie, de 53 años, tiene tres hijos junto a Green y regresó a vivir a la casa en la zona del Parque Belsize de Londres después de pasar ocho años en Los Ángeles para grabar «House». Tal parece que la distancia le hacía bien a la pareja, ya que su retorno al hogar trajo algunos problemas, como mostró el sitio Daily Mail.

Fuente: Minuto Uno

Deja una respuesta