La Corte Suprema puso un límite al avance del Gobierno sobre los medios

La Corte Suprema revocó un fallo de la Cámara Federal y le dio un duro golpe a la estrategia del Gobierno contra el diario La Nación, Editorial Perfil y otros diarios del interior, por una deuda que reclama la AFIP por más de $ 300 millones, entre capital e intereses, que ya lleva más de una década.

De esta manera, las empresas consiguieron la exención a un tributo, hasta que el Gobierno sustituya el crédito fiscal por uno similar al que regía con anterioridad.

Así lo decidieron los jueces de la Corte Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda, que afirmaron que “no debe considerarse en mora a las entidades actoras”, y reclamaron a la jueza de primera instancia que resuelva “en forma urgente la cuestión de fondo”. En tanto, votó en disidencia Elena Highton de Nolasco, mientras que Raúl Zaffaroni estuvo ausente.

Lorenzetti, Fayt y Maqueda expesaron que “se encuentra amenazada la libertad de expresión”, por la monto de la deuda que la AFIP les exigía que paguen, a las compañías, ya que de hacerlo se pone “en serio riesgo de desaparición a las empresas del sector”, lo que “justifica el mantenimiento de la medida cautelar”.

Al mismo tiempo, los ministros afirmaron que la política fiscal del Gobierno “no puede ser utilizada como un instrumento para excluir a un grupo de los beneficios que se otorgan a todos los demás sectores de la economía y de ese modo indirecto afectar la libertad de expresión”.

“Los Estados no deben utilizar la aplicación de normas tributarias y de gravámenes como medio de presión directa o indirecta dirigida a silenciar la labor informativa de los comunicadores”, aclaró la Corte.

www.diariohoy.net