La modelo regresó al certamen más visto de la televisión pero interpuso una cláusula indeclinable sobre su vida privada.

Después de 4 años, Liz Solari decidió regresar a la pista de “Bailando” aunque puso una condición a la hora de firmar su contrato: que no se hable de la muerte de su novio Leonardo Jesús Verhagen, quien falleció en sus brazos por un paro cardíaco.

El hecho dramático data del verano de 2010 cuando Verhagen tuvo un paro respiratorio y murió en su cama junto a la modelo. “Él comenzó a tener convulsiones y se descompuso, falleció delante de mis ojos, fue terrible», dijo entonces Solari.

Pero ahora decidió volver a tener una exposición masiva con “Bailando” aunque con la condición irrenunciable de no hablar del triste episodio que le tocó vivir, según informó el portal ratingcero.com.

Este martes Tinelli y el jurado cumplieron. Habrá que ver si la actitud se mantiene…

Fuente: Minuto Uno

Deja una respuesta