En el inicio del mes, la bolsa porteña retrocede un 1,7% a 9.521 unidades, y los bonos pierden hasta 2,1%, en medio de ventas de inversores institucionales que modifican sus carteras por el inicio del último trimestre del año, con la atenta mirada sobre la coyuntura local y la volatilidad de los mercados internacionales.

Al inicio el panel líder mostraba un comportamiento positivo en el que llegó a ganar un máximo del 1,2%.

Sin embargo, promediando la rueda la Bolsa opera claramente con tendencia negativa ante la presión ejercida bancos, que se hunden hasta 5,8%.

Entre los títulos públicos, el Discount en dólares cede 2,1%; el Bonar 2017, 1,7%; y el Bonar 2024, 1,1%.

Los inversores están pendientes del pago del Boden 2015 por unos u$s 6.3000 millones, previsto para el lunes, y a las consecuencias de las elecciones presidenciales de fin de mes.

Pero también siguen de cerca el contexto internacional, en particular la incertidumbre brasileña, la debilidad en indicadores chinos y las dudas sobre futuras decisiones de la Reserva Federal estadounidense.

El Merval contará con una empresa menos en el último trimestre de 2015 por lo que estará integrado por 10 firmas, informó el Mercado de Valores de Buenos Aires. En comparación al trimestre anterior, deja de integrar el listado la distribuidora de energía Edenor. La composición del índice bursátil se actualiza cada tres meses sobre la base de las empresas de mayor liquidez en el semestre previo.

En la víspera, la bolsa porteña avanzó un 1,6% a 9.814,62 unidades, impulsado por las fuertes alzas de los mercados globales y la disparada de casi el 10% las acciones de Petrobras, las de mayor peso de la plaza.

Sin embargo, la Bolsa acumuló durante septiembre una caída del 11%, la mayor baja mensual en lo que va de 2015 y la tercer merma consecutiva (en julio había cedido un 4,8%, mientras que en agosto, un 0,6%). Así las ganancias anuales del Merval se ubican en el +14%.

Fuente: Ambito