Alicia Castro, embajadora argentina en Reino Unido, presentó una queja formal para que la BBC pidiera perdón por las declaraciones que hizo el conductor del programa Top Gear Jeremy Clarkson. La cadena de televisión británica le contestó a Castro, pero en la misiva no se pedían disculpas.

Por lo contrario, en la carta hacía alusión a las agresiones sufridas por Clarkson y aseguraron que la patente H982 FKL fue una simple coincidencia. La patente haría alusión al año en el que fue la guerra de Malvinas con la sigla FKL, que significaría Falkland.

En el comunicado que envió Castro hace diez días se recordó que «Clarkson llegó a Tierra del Fuego, a tan sólo 600 km de las Islas Malvinas, alardeando con un auto con patente ‘H982 FKL’, que recordaba el año y siglas del lugar de la guerra, y más tarde, intentó explicar que se trataba de una ‘mera coincidencia’ y que no tenía intención de provocar».

En su momento, el jefe de Gabinete de la provincia, Sergio Araque, señaló que se trata de «una provocación intencional». La caravana de autos de alta gama que generó indignación, entre otros, en el Centro de Ex Combatientes de Ushuaia.

No es el primer problema que tiene Clarkson por sus declaraciones. Fue acusado de racismo por usar la palabra «nigger», motivo por el cual tuvo que pedir disculpas; usó una palabra desafortunada en Tailandia cuando le dijo a una persona slope, que se usa para llamar despectivamente a las personas vietnamitas; un compañero de programa dijo que los mexicanos eran vagos; y también le dijo perro a Didier Drogba, el famoso jugador del Chelsea FC.

www.minutouno.com