La magistrada en lo Contencioso Administrativo Elena Liberatori firmó una medida cautelar que habilita la comercialización de medicamentos que no necesitan receta en todo tipo de negocios. La demanda había sido interpuesta por una kiosquera

Liberatori dispuso que la ciudad de Buenos Aires es autónoma, y por lo tanto puede decidir si aplica o no la Ley 26.567 que restringe la venta libre de medicamentos.

Esta medida cautelar resultó de la denuncia interpuesta por la kiosquera Olga Bernabé, quien contó con el apoyo de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA).

«La principal beneficiada es la gente, que hasta ahora fue rehén de una pelea comercial y que hoy puede comprar un antiácido o curar un dolor de cabeza en el kiosco sin caminar de más ni perder tiempo», sostuvo Eduardo Medaglia, presidente de la UKRA.

Con este fallo, kioscos, supermercados y estaciones de servicio de la Ciudad podrán ofrecer medicamentos de venta libre, informó el diario Clarín.

El conflicto se inició en diciembre de 2009, cuando el Congreso sancionó por unanimidad en ambas Cámaras que los analgésicos y los digestivos sólo podían venderse en farmacias, para así bajar los niveles de automedicación de la población, las eventuales intoxicaciones y la venta de remedios truchos. Además, indicaron los legisladores, la unidad es mucho más cara que el blíster.

Fuente: Infobae

Por Leo

Deja una respuesta