El actor recibió el alta y se está recuperándo rápidamente acompañado por sus amigos y familiares.

El pasado 26 de octubre Joaquín Furriel sufrió un infarto isquémico sin daño cerebral cuando estaba en el aeropuerto de Ezeiza, apenas aterrizado de su vuelo proveniente de España. Luego de su internación y posterior alta, el actor volvió a salir a la vía pública y Caras compartió imágenes de su salida de fin de semana.

Aún en recuperación, Furriel se confesó con Caras: «Estoy bien, el susto ya pasó. Gracias a todos por la buena onda que me mandan». La publicación asegura que el joven muestra movimiento reducido del cuello.

Aprovechando el fin de semana soleado, Joaquín fue a almorzar junto a familiares y amigos a «La Esperanza», un restó de cocina casera y natural de Bajo Belgrano.

«Un infarto cerebral isquémico es una condición que afecta al cerebro y los vasos sanguíneos que lo suministran. Puede comenzar repentinamente y desarrollarse de forma rápida. El paciente se encuentra estable y sin ningún daño o secuela que pueda impedirle su vida normal y cotidiana. Queremos llevar tranquilidad a partir de esta comunicación a su familia, amigos, conocidos», decía el parte médico del parte del sanatorio.

Fuente: Los Andes