USA e Israel decidieron postergar los ejercicios militares conjuntos para abril por razones presupuestarias. En Rusia temen que la postergación tenga que ver con querer realizar un ataque sorpresa a Irán a través del cáucaso. Israel rechazó cualquiera relación de los ejercicios con la situación actual en la región; anunció que habían sido «planeados con antelación» y añadió que no son una «respuesta a cualquier evento mundial».

Israel y USA anunciaron el aplazamiento de sus ejercicios militares conjuntos, que debían tener lugar en abril. Varios analistas relacionan esta decisión con las preocupaciones de Washington de que el Estado hebreo pueda realizar un ataque unilateral a Irán.

Por ejemplo, el profesor de la Universidad Hebrea Ira Sharkansky en las páginas del Jerusalem Post afirma que recientemente USA intentó lograr el compromiso de que Israel no atacará sin un consentimiento estadounidense o de que al menos avise a sus aliados con antelación.

Los simulacros preveían la llegada de miles de soldados de USA a territorio israelí, donde debían colaborar con igual número de militares hebreos. El objetivo principal consistía en crear un alto nivel de colaboración entre los sistemas de defensa antimisiles de los estados.

Israel rechazó cualquiera relación de los ejercicios con la situación actual en la región; anunció que habían sido «planeados con antelación» y añadió que no son una «respuesta a cualquier evento mundial».

Sin embargo, varios expertos dudaron de esta versión, explicando que los ejercicios debían integrar a un número nunca visto de participantes, entre los militares de ambos países, y que con ellos sus autoridades podrían ensayar la colaboración durante un posible golpe a los centros de investigación nuclear iraní.

Oficialmente el simulacro fue aplazado debido a razones «técnicas y logísticas» y, como anunció la radio pública de Israel, debido a dificultades presupuestarias. Pero el analista Yaakov Katz, en el mismo ´Jerusalem Post´, plantea otra versión: el estado hebreo no descarta la posibilidad de ejercer su golpe precisamente en abril, mes en que debían realizarse los ejercicios, y de ahí que no quiere involucrar a las tropas estadounidenses en el conflicto.

Las cuestiones respecto de una posible operación militar israelí, según la agencia AP, serán discutidas durante la visita del general estadounidense Martin Dempsey, quien se reunirá este fin de semana con el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak. Con el viaje de Dempsey, según afirman los medios hebreos, USA intentará evitar «sorpresas» bélicas por parte de Israel.

Las autoridades de USA recientemente anunciaron que no están seguros de que Israel vaya a informarles la fecha de un eventual ataque, si es fijada por el país. El propio USA, señalan los expertos, anuncia que la operación militar debe ser realizada solo después de la aparición de pruebas firmes de que Teherán trabaja sobre armamento nuclear. Por el momento USA está conforme con la presión diplomática y por medio de sanciones a Irán.

Israel, aunque reconoció con las palabras del primer ministro, Benjamin Netanyahu, que las sanciones tuvieron un efecto potente sobre el país islámico, podría estar dispuesto a acciones más decisivas. El viceprimer ministro hebreo, Moche Yaalon, comentó a una cadena de radio israelí que «en la administración de USA hay dudas debido al temor de un aumento de los precios del petróleo en un año electoral”.

No obstante, los estadounidenses ya enviaron varios portaaviones a aguas cercanas a Irán, anunciando que no permitirán el cierre del estrecho de Ormuz, una amenaza lanzada por Teherán como una respuesta al posible embargo a las importaciones de petróleo persa por parte de los países europeos. Esta medida podría ser aplicada por la Unión Europea a finales de enero.

«Peligro inminente» para Rusia

Al mismo tiempo, Moscú ve a un posible conflicto armado en Irán como un «peligro» para la seguridad de Rusia. «Irán es nuestro vecino próximo, está un poco más al sur que nuestro Cáucaso. Por eso, si algo ocurre con Irán, es un peligro inminente para nuestra seguridad», evaluó el viceprimer ministro ruso, Dmitri Rogozin.

«Rusia, como cualquier país responsable, está interesado en la no proliferación del armamento de destrucción masiva», añadió. Pero precisó que cualquier país «tiene derecho a tener todo lo necesario para sentirse confortablemente y con seguridad; entre otros, este derecho le pertenece a Rusia y a Irán».

Las autoridades militares rusas evalúan el escenario de las próximas maniobras estratégicas en el Cáucaso con la hipótesis de un ataque posible de Israel y USA contra Irán, reportó hoy la prensa local.

El diario Nezavisimaia Gazeta escribió que las maniobras, que se realizan anualmente, se cumplirán en septiembre, y abarcarán no sólo Rusia meridional sino también Armenia y las regiones de Osetia del Sur y Abjasia.

Las operaciones estiman también como hipótesis conflictos en la zona del Caspio y el Cáucaso del Sur.

Acusaciones iraníes

Mosfata Ahmadi Roshan, científico iraní que participaba en el proyecto nuclear de Irán, murió el pasado miércoles después de que presuntamente dos hombres en una motocicleta activaron una bomba magnética al vehículo del científico iraní en la capital del país de Medio Oriente, el gobierno de Irán inmediatamente acuso a USA y a Israel de ser responsables del atentado en el que murió el científico.

Irán aseguro tener pruebas de que USA, país con el cual tiene severos problemas políticos y militares, es el responsable del atentado ya que a según la CIA les proporciono una guía, apoyo y planificación a los responsables del atentado, y parece extraño que desde el 2010 han muerto 5 científicos iranís participantes en el programa nuclear de la misma forma. El gobierno de Irán condeno dicho atentado y aseguro que los responsables serán castigados por sus hechos.

Urgente24

Deja una respuesta