Con el objeto de erradicar la violencia en el fútbol, la Diputada Nacional Cornelia Schmidt-Liermann (PRO), se reunió este jueves con diputados, periodistas y especialistas en el Congreso para debatir sobre la problemática.

El evento, “En el Congreso paramos la pelota”, se realizó una mesa redonda sobre violencia y la responsabilidad de los diferentes sectores de la sociedad civil, con la presencia de Sergio Levinsky, sociólogo y periodista, Horacio Cejas, hermano de Marcelo, hincha de Tigre asesinado en el 2007 y Steven Powell, Director de la Federación de Hinchas de Inglaterra y Gales.

Levinsky alertó sobre las 268 muertes que lleva la historia del futbol argentino y consideró que todas las partes colaboran con un sistema que busca el lucro, además de destacar al gobierno nacional como uno de los mayores responsables y cómplices por carecer de un plan concreto para terminar con la violencia.

Por su parte, Steven Powell explicó que por iniciativa del Estado a través de leyes, en Inglaterra ya no hay violencia en las canchas, pero consideró que no sirve importar soluciones de otros países.

Asimismo, la jornada contó con otro panel de discusión sobre seguridad y legislación en el fútbol argentino integrado por el Diputado Nacional, integrante de la Comisión de Deportes y Presidente de la Comisión del Consumidor, del Usuario y de la Competencia, Mario Barbieri (UCR), la Diputada Nacional Patricia Bullrich (Coalición Cívica), el ex jugador de Independiente Hugo Ariel ‘Perico’ Pérez, el Dr. Mariano Bergés, ex-juez de Instrucción de la Nación y fundador de Salven Al Fútbol y los periodistas Carlos Beer, del diario La Nación y Gustavo Grabia, del diario deportivo Olé.

Grabia consideró que “lo que uno observa desde el lugar de periodista es una falta de voluntad de todos los estamentos políticos para aplicar las leyes”, para luego agregar que “esto se expresa en lo que va a suceder este sábado, ya que falleció una persona hace dos semanas en el estadio de River y lo único que se va a hacer el próximo partido es clausurar una tribuna”.

Asimismo, Beer declaró que “no hay legislación para quienes fomentan a los barrabravas y que los vínculos entre ellos y los políticos están comprobados.”

Por su parte, Bergés aseguró que la violencia en el fútbol no tiene el interés ciudadano que debería tener y manifestó la necesidad de que exista un Ministerio Público Fiscal y jueces que respondan, ya que la violencia en las canchas no es un problema de leyes, sino de su cumplimiento.

Por último, la Diputada organizadora del encuentro, Cornelia Schmidt-Liermann, manifestó que “es fundamental generar este tipo de espacios para delinear una estrategia que nos permita terminar con la impunidad que hoy tienen los barrabravas”, para luego concluir que “con el compromiso de toda la sociedad podremos recuperar al fútbol como espectáculo familiar para el hincha honesto”.

Fuente: Ciudad1

Deja una respuesta