El operativo implica el despliegue de varias centenas de soldados en el terreno y un importante trabajo de inteligencia. Las dos víctimas fueron asesinadas a tiros cuando viajaban en auto junto con sus cuatro hijos

Varias centenas de soldados israelíes participaban en la búsqueda de las personas que mataron a una pareja de colonos en presencia de su cuatro hijos, indicó un vocero del Ejército a la agencia de prensa AFP.

«La búsqueda es intensiva», dijo Arye Shalicar, vocero del Ejército.

Implica un gran despliegue de hombres en el terreno y un importante trabajo de inteligencia, agregó la fuente.

El Ejército anunció durante la noche el envío de cuatro batallones, lo que equivale a varias centenas de hombres, para evitar «una escalada de la violencia en el sector cercano al lugar del ataque», dijo el vocero.

Eitam y Naama Henkin, de unos 30 años y vecinos del asentamiento de Neriah, cerca de Ramala (centro de Cisjordania), murieron baleados cuando circulaban de noche, con sus cuatro hijos, entre las colonias de Itamar y Eilon More, informó el Ejército.

Los cuatro niños, de edades comprendidas entre 4 meses y 9 años, resultaron con heridas leves, según la fuente.

El ataque tuvo lugar cerca de Beit Furik, en el sudeste de Nápoles, en un sector de Cisjordania ocupada, donde se encuentran importantes colonias, como Itamar y Eilon More.

Se produjo en un contexto de fuerte tensión entres palestinos e israelíes, en Cisjordania y Jerusalén Este.

Fuente: Infobae