El antichavista llamó a todos los opositores a sufragar en las elecciones regionales del próximo 16 de diciembre. “Aquí nadie puede tirar la toalla”, afirmó

Crédito foto: Reuters

«Unos trasnochados no van a derrotar la esperanza de nuestro estado», aseguró Henrique Capriles, el ex candidato presidencial y hoy postulante a la reelección por el Estados de Miranda. El opositor pidió respaldo y llamó a los votantes a hacer el esfuerzo de ir a sufragar.

WEl 7 de octubre debe quedar atrás, porque los sueños de los venezolanos siguen existiendo y hay que alcanzarlos”, afirmó. El candidato a gobernador evaluó que la oposición «no puede volver a la situación de hace 7 años (cuando no se presentaba a las elecciones), y los que están en el poder se atornillaron».

«No se trata de Capriles, sino de cada uno de los venezolanos. Aquí nadie puede tirar la toalla. No votar significa entregar el país», arengó.

Las elecciones regionales del 16 de diciembre recobraron importancia tras el triunfo de Chávez en las presidenciales de octubre pasado. La unidad opositora teme que el desánimo llegue a sus votantes. Ese escenario, posible origen del abstencionismo, otorgaría aún más poder al líder bolivariano y lo dejaría en una situación ideal para impulsar una Constituyente.

De hecho, entre los temores antichavistas se inscribe un nuevo intento del bloivariano por modificar las Constitución. El Secretario de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, denunció que desde la presidencia se preparan para eliminar las gobernaciones y alcaldías.

Las próximas elecciones regionales del 16 de diciembre son determinantes para Venezuela: se elegirán a 23 gobernadores entre 135 candidatos. Sufragarán 17.421.923 electores, incluidos los residentes extranjeros, una cantidad menor a los casi 19 millones de venezolanos habilitados para votar en las presidenciales.

En Miranda se concretará la batalla más dura y más mediática entre el chavismo y la oposición. Allí, Capriles competirá con uno de los hombres fuertes del chavismo, el actual vicepresidente Elías Jaua. El estado, uno de los más importantes del país, es un tradicional bastión antichavista, a pesar de que Capriles perdió allí por poco en las presidenciales.

Fuente: Infobae.com