Para el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, lo dicho por EE.UU. es clave porque lo hizo «justo cuando la Argentina había sido acusada de colonialista por parte de David Cameron y se había reunido el Consejo Nacional de Seguridad inglés»

En entrevista con un matutino porteño, el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, señaló que la referencia de EE.UU., ante el conflicto con Gran Bretaña por Malvinas, es un «logro» porque «Estados Unidos no hablaron de derecho en ese aspecto sino sólo del costado fáctico. Por lo tanto, eso significa que dejan librado el conflicto pendiente entre la Argentina y el Reino Unido a las negociaciones bilaterales».

Para el canciller, EE..UU se manifestó en el momento en que Gran Bretaña estaba en «una escalada militarista»,   Argentina había sido acusada de colonialista por parte del primer ministro británico David Cameron y «se había reunido el Consejo Nacional de Seguridad inglés».

Timerman señaló que, entre otras cosas, Malvinas significa, regionalmente, la defensa de los recursos naturales: «debemos unirnos en la defensa de los recursos. De los renovables y los no renovables. Esa va a ser la bandera que va a levantar la Argentina. Todos estamos de acuerdo en que no vamos a permitir que en este momento ocurra lo mismo que pasó desde el siglo XV en adelante. No puede ser que potencias militaristas abusen de los recursos naturales en la región. En ese sentido, Malvinas es un ejemplo. Lo que ocurre en Malvinas en principio con el petróleo y la pesca no queremos que suceda en otro lugar de la región».

El ministro postuló el diálogo como el elemento que los une en el reclamo:  «incluso en noviembre de 1982 la ONU dijo que el conflicto armado que había tenido lugar ese año no cambiaba la obligación de negociar pacíficamente. Por eso digo que basar la estrategia en los antecedentes bélicos no debería ser la forma de encarar el tema por parte de los británicos. Igualmente, la Argentina va a seguir insistiendo en la necesidad de negociar. La Argentina ya está sentada a la mesa de negociaciones. Que se sienten, por favor, los británicos».

Agenciacna.com

Deja una respuesta