San Lorenzo es una sombra. Y hasta Quilmes, con todas sus limitaciones, se aprovechó del equipo de Ramón Díaz. Anoche, en el Sur del Gran Buenos Aires, el Cervecero consiguió una victoria clave para imaginar un primer semestre de 2011 mucho más venturoso.

Fue 1-0, tan ajustado como festejado, con gol de Juan José Morales, cuando corrían 17 minutos de la primera parte. Así, los pupilos de Leonardo Carlos Madelón consiguieron su segunda victoria en el torneo. La celebraron como si fuera un título. Y eso que sobre la hora el propio Jota Jota estrelló un penal contra el palo derecho del arco de Migliore… Nadie, ni el más optimista, imaginaba que Quilmes levantaría tanto después de tan pobre inicio de torneo.
La tristeza fue toda del Ciclón, un club en plena crisis deportiva -lleva siete partidos sin victorias en el Apertura- e institucional, con un DT que exigió refuerzos de jerarquía para continuar en el cargo, con muchos jugadores que se irán y con las elecciones que se celebrarán mañana como bisagra para saber hacia dónde apuntar en el futuro.
Quilmes, casi desahuciado, sacó provecho de todas las miserias de San Lorenzo. De un lado sueñan. Del otro quieren que la pesadilla llegue a su final.

Fuente: La Razón

Por Leo

Deja una respuesta