Los papeles revelaban datos privados de la vida de Bendicto XVI e inclusive algunos llevaban escrito «para destruir».
Hallan documentos íntimos del Papa en la casa del ex mayordomo

Cientos de miles de documentos importantes, muchos de ellos originales con la firma del Papa y otros reservados de Benedicto XVI que incluso llevaban escrito «para destruir», fueron encontrados en la casa de su ex mayordomo Paolo Gabriele.

Según declararon en el juicio cuatro gendrames vaticanos, los documentos estaban escondidos entre los «cientos de miles» que guardaba y que muchos de esos textos aparecen en el libro «Sua santitá», de Guanluigi Nuzzi, que revela supuestos escándalos en el Vaticano.

Gabriele asistió a la audiencia durante la cual se lo vio impasible y en algunos momentos se le escapó una sonrisa, sobre todo cuando los agentes contaban el registro de su casa ocurrido el 23 de mayo pasado.

Según uno de los gendarmes, los cientos de miles de documentos ocuparon 82 cajas como para mudanzas, que fueron llevadas a las dependencias de la Gendarmería.

Los documentos, muchos de ellos fotocopiados, se referían a la vida, la familia y a otros datos que corresponden a la privacidad del Papa, de ahí que en algunos de ellos estuviera escrito en la parte de arriba «para destruir».

En tanto, otros se referían a cartas enviadas al sumo Pontífice por cardenales, clérigos o personas que le pedían consejos, otras de respuestas suyas, así como documentos enviados o recibidos de las Nunciaturas.

También hallaron en la casa de Gabriele material sobre el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, la masonería, esoterismo, la subversiva logia masónica Propaganda Dos (P-2), sobre el asesinado banquero Roberto Calvi, implicado en la bancarrota del viejo Banco Ambrosiano; sobre yoga, cristianismo y otras religiones.

Asimismo fueron hallados documentos sobre cómo realizar videos por computadora, cómo usar un teléfono celular sin dejar rastros, varios pendrive y otros soportes para almacenar datos.

Los testigos confirmaron además haber visto el cheque por valor de cien mil euros donado a Benedicto XVI por la Universidad Católica de Murcia, en España y la pepita, supuestamente de oro, regalada al Papa en un viaje, los cuales, según dijo ayer el mayordomo durante su interrogatorio, desconoce cómo llegó a su domicilio.

Fuente: Minuto Uno

Deja una respuesta