Elección presidencial.Autoridades y observadores calificaro de «exitoso» el comicio de ayer. Las encuestas prevén una segunda vuelta en diciembre.

Autoridades locales y observadores internacionales manifestaron susatisfacción por el desarrollo pacífico y la buena organización de laselecciones presidenciales, legislativas y municipales celebradas ayer en Haití, así como por los índices de participación.

El primer ministro Evans Paul calificó el proceso electoral de “exitoso” y consideró que constituye un “triunfo para el país”, que deberá esperar diez días para conocer los resultados preliminares de los comicios, anunció el presidente de la Comisión Electoral Provisional de Haití (CEP).

“Algunos habrán resultado elegidos y otros no. Nadie habrá perdido, Haití habrá ganado”, exclamó respecto de la puja presidencial, para la cual se presentaron 54 candidatos.

La apertura de los colegios estuvo marcada por la tranquilidad, excepto por algunos incidentes aislados en el noreste del país, como en Morau y Champagne, entre otras poblaciones, y por retrasos registrados en algunos centros de votación.

El número de detenidos durante la jornada electoral fue de 74, según señaló el primer ministro, frente a los más de 200 arrestos efectuados el 9 de agosto, día de la primera vuelta de las legislativas, por incidentes en los que murieron diez personas.

Sin embargo, el jefe de la policía nacional haitiana, Godson Orelus, reveló más tarde que el número de detenidos ascendió a 234.

En una conferencia de prensa tras el cierre de los centros de votación de las elecciones presidenciales, legislativas y municipales, Orelus explicó además que en ocho puestos del norte no se pudieron celebrar los comicios, ya que no llegaron las papeletas porque fueron interceptadas por bandidos.

El despliegue de fuerzas de seguridad también ha contribuido al normal desarrollo de los comicios, con la presencia de 12.000 efectivos de la Policía Nacional de Haití (PNH) y de la Minustah, que se vieron reforzados con la presencia, como novedad, de drones y cámaras de seguridad en algunos de los centros de votación más críticos.

Por su parte, el jefe de la Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Haití, Celso Amorim, celebró la gran participación de los electores, en una situación sin incidentes, que ha motivado a la gente a participar en el proceso.

En las legislativas del 9 de agosto, apenas acudió a ejercer el derecho a sufragio el 18% de los 5,5 millones de ciudadanos aptos para votar.

Los votantes más esperados del domingo fueron el actual presidente, Michel Martelly, el candidato opositor Jude Celestin, el ex presidente Jean Bertrand Aristide y la candidata de su partido Familia Lavalas, Marysse Narcisse, cuya presencia suscitó el entusiasmo de los electores que se encontraban en los respectivos centros de votación.

Los 5,8 millones de votantes haitianos inscriptos acudieron a la cita con las urnas para elegir entre medio centenar de candidatos al sucesor de Martelly en la Presidencia del país, así como para designar a miembros del parlamento y autoridades municipales.

Las encuestas previas daban por seguro que se necesitará una segunda vuelta, el 27 de diciembre, para definir el ganador de las elecciones presidenciales.

Fuente: Clarin