Lanchas de Prefectura y 17 guardavidas rastrillan las escolleras. Estiman que el adolescente se ahogó y su cuerpo está atrapado en las rocas. Se había metido al mar junto a su primo por la noche, cuando no hay bañero. Su tío confirmó en C5N que no sabía nadar

Los 17 rescatistas intentan dar con Franco Javier Sotelo, de 15 años, que ayer desapareció en las aguas de Mar del Plata luego de meterse con su primo en un horario en el que no hay guardavidas.

Había llegado esa misma tarde a «La Feliz» junto a sus familiares de Santiago del Estero, que lo pasaron a buscar por su casa de José C. Paz para ir a visitar a parientes a la Costa.

El hecho tuvo lugar ayer por la noche, cerca de las 21. Franco y su primo, Manuel Leguizamón de 13 años, llegaron hasta la Playa Popular 1, minutos después de arribar a la ciudad balnearia. Se habían escapado junto a dos primos más, Celeste y Santiago, para ir al mar.

Los adolescentes ingresaron a las aguas, a pesar de que a esa hora ya no hay guardavidas cuidando a los bañistas. Además, Jorge Rosales, tío de los adolescentes, confirmó en C5N que Franco no sabía nadar.

Según testigos, ambos perdieron el control de la situación. Uno de los menores pudo ser rescatado cerca de las 22 por un turista, pero Franco no.

La búsqueda del menor comenzó anoche, se suspendió cuando la falta total de luz impidió continuarla, y se retomó esta madrugada, con gomones y helicópteros de la Policía y Prefectura y familiares de la víctima.

Un guardavida sostuvo que estiman que el cuerpo debe encontrarse en la zona de la escollera, atrapado en las rocas, de acuerdo con los parámetros actuales de las corrientes oceánicas y el viento.

Ricardo Martínez, jefe de los guardavidas, reiteró en C5N que «la gente no debe entrar al mar después de las 20», es decir, el nado debe circunscribirse a «la franja horaria de los guardavidas, donde la gente va a estar más contenida y más cuidada».

También recomendó siempre consultarles por el estado del mar antes de ingresar a las aguas.

Fuente: Infobae

Por Leo

Deja una respuesta