El segundo debate presidencial en USA mostró a un Barack Obama mucho más agresivo contra su rival Mitt Romney en Nueva York. Obama depende de las mujeres para mantener la ventaja sobre el candidato republicano, que en ese nicho de votantes venía adelantandose al demócrata.

Los sondeos sugieren que las votantes mujeres de USA están inclinando su apoyo hacia Mitt Romney, pero el presidente Barack Obama les habló el martes en un discurso emotivo que generó momentos incómodos para el candidato republicano.
Obama arremetió fuerte en temas como el pago igualitario para las mujeres y los derechos a la anticoncepción y el aborto en el segundo de los tres debates presidenciales de cara a los comicios presidenciales del 6 de noviembre. Estos temas no habían surgido en el primero de los encuentros, el 3 de octubre, cuando Romney eclipsó al actual presidente y candidato demócrata.

Romney ha ganado terreno a Obama en las encuestas de opinión desde el primer debate y sacó ventaja en varios sondeos, aunque en los últimos días ese impulso ha mermado. Datos recopilados por Reuters/Ipsos mostraron que el respaldo de las mujeres a los demócratas ha caído, sobre todo entre las casadas.

Según datos de la semana finalizada el 14 de octubre, el 59% de las mujeres blancas casadas respaldaban a Romney como presidente, frente a apenas el 30,4% que escogían a Obama. Eso equivale a unos ocho puntos más en favor de Romney tras el primer debate.

Siendo el fuerte respaldo femenino esencial para sus deseos de obtener la reelección, Obama destinó gran parte del segundo debate a atraer su apoyo.

Mencionó a la organización de salud femenina Planned Parenthood cinco veces y destacó que Romney había prometido desfinanciar a la entidad, que provee anticonceptivos y acceso a abortos, y también brinda servicios básicos como controles preventivos del cáncer.

Romney respondió diciendo que ayudaría a las mujeres, y a todos los estadounidenses, mejorando la alicaída economía. Pero el republicano brindó menos especificaciones sobre los temas femeninos que Obama y por momentos pareció trastabillar.

«Cualquier terreno que Mitt Romney haya ganado la semana pasada o la última semana y media, lo perdió anoche», dijo Jennifer Lawless, directora del Instituto de Mujeres y Políticas de la American University.

«Barack Obama fue increíblemente contundente en la apelación a las mujeres y puso en duda las afirmaciones de Mitt Romney», agregó.

Uno de los momentos más memorables de la noche llegó cuando Romney fue consultado sobre cómo aseguraría el pago igualitario para las mujeres. El republicano respondió recordando cómo, cuando era gobernador de Massachusetts, se había preocupado porque todos los postulantes para su gabinete eran hombres.

«Fui a una serie de grupos de mujeres y les dije ‘¿Pueden ayudarnos a encontrar compañeras?’, y nos trajeron carpetas llenas de mujeres», dijo Romney.

La expresión «carpetas llenas de mujeres» rápidamente se expandió por las redes sociales, generando miles de seguidores en su propia cuenta de Twitter y siendo uno de los 10 temas más seguidos.

Los demócratas dijeron que la respuesta de Romney parecía mostrar que tenía pocas mujeres en su círculo cercano, y que el candidato republicano directamente no solucionó el tema de la igualdad de salario.

Fuente: Urgente24

Deja una respuesta