Así lo sostuvo Albertito Olmedo, hijo del fallecido humorista, quien se distanció de su amigo y aseguró: «Yo siempre trabajé para ayudar a mi vieja».

Si bien la vida y las similitudes en sus respectivas infancias los transformó en amigos, parece que Jorgito Porcel y Albertito Olmedo, ambos herederos de los legendarios humoristas, no son tan parecidos.

Fue Albertito junior quien salió a hablar de su amigo Jorgito, quien perdió a su madre hace poco y confesó que está deprimido y no puede trabajar. Si bien el hijo de Olmedo entendió el mal momento del heredero de Porcel, se mostró bastante duro con él.

«Es medio pelotudo el gordo (Jorgito). Yo trabajé desde chico y siempre traté de ayudarla a mi vieja, es más, a veces me ayuda ella pero generalmente yo. Los dos nos damos una mano, cuando yo tengo le doy a ella y cuando no tengo, ella me da a mí, no nos sobra la guita», manifestó Albertito.

Resulta que el hijo de Olmedo, por estos días, encarna al Manosanta, legendario personaje creado por su padre, en la sala Colette del Compleo La Plaza, en el marco del ciclo «Humor para todos y todas».

De todos modos, Albertito toma distancia de su padre y, al contrario que Jorgito, insiste en que no quiere vivir del recuerdo del artista que lo trajo al mundo: “No quiero imitar a mi viejo, no es la idea. Para hacer el sckech del Manosanta no vi videos ni nada, solo algunas cosas puntuales pero nada más. Que sea hijo de un actor no significa que yo también lo sea o que me guste o que tenga el talento para serlo“.

www.infonews.com – Todoshow