La actriz recuperó su figura, a cinco meses de haber dado a luz a su hija Margarita. Enterate cuál fue el obsesivo trabajo físico al que se sometió para bajar de peso.

Por: INFOnews

El 15 de junio nació Margarita, hija de Griselda Siciliani y Adrián Suar. En ese entonces, la actriz lucía una figura inusual en ella, al punto de que casi no se vieron fotografías suyas tras el parto.

Quizá eso se deba a que en los últimos cinco meses la artista se dedicó de forma exaustiva a bajar esos 25 kilos que ganó con el embarazo.

“Son cuatro clases semanales de una hora», señaló en una entrevista a la revista Gente. «El entrenamiento con pesas es llevado al límite entre lo aeróbico y anaeróbico: tiene máxima carga y mínimo descanso entre las series”, contó.

Además, Griselda se refirió a lo que fue el momento del parto, el cual fue presenciado y filmado por su pareja. “Adrián fue un gran compañero durante las doce horas de trabajo de parto», dijo, y agregó: «Cuando apareció en el quirófano lookeado con cofia, filmadora y haciendo chistes, los médicos no paraban de reírse”.

En cuanto a la conmoción que causó en la pareja la llegada de Margarita, la actriz apuntó que «ya son novios», y que «ella escucha su voz y se ríe, mueve la cabeza desesperada hasta encontrarlo. Él le canta cosas rarísimas que inventa en el momento. Es muy gracioso escucharlo”.

Deja una respuesta