Finalmente y tras 13 horas de negociaciones, Grecia ha conseguido su segundo rescate con el que evita la suspensión de pagos desordenada del próximo 20/03 de marzo y suficientes créditos como para no llegar a la quiebra soberana. Eso si, no le salió gratis. Y tampoco es que tiene su futuro asegurado…

Finalmente y tras 13 horas de negociaciones, Grecia ha conseguido su segundo rescate con el que evita la suspensión de pagos desordenada del próximo 20/03  de marzo y suficientes créditos como para no llegar a la quiebra soberana. Eso si, no le salió gratis ni mucho menos.

A partir de ahora, todo gasto se verá controlado de forma draconiana ya que se deberá cumplir a la letra el programa de recortes y reformas impuesto por la “troika” y acordado por los 2 partidos gobernates.

El primer ministro, Lukás Papadimos, indicó en la madrugada de este martas (21/02) que se trataba de un “acuerdo histórico para la economía griega con el que tendremos ahora la capacidad de progresar con estabilidad, de poner límites a la incertidumbre que ha influido negativamente la actividad económica y de aumentar la confianza en la economía griega para mejorar sus perspectiva”.

Y anunció lo que todo griego esperaba oir: “El nuevo programa tiene elementos que ayudarán a mejorar la competitividad y crear condiciones para llevar a un crecimiento sostenido y la creación de nuevos puestos de trabajo”. Mas de un millón de griegos está desempleado, el paro supera el 21% (y entre los jóvenes alcanza el 45%).

Grecia recibirá 130.000 millones de euros y los acreedores aceptan una condonación del 53,5% de la deuda griega mientras que el Banco Central Europeo cederá los beneficios sobre los bonos griegos en su posesión a los bancos centrales nacionales de la eurozona. Ello reduce los intereses sobre el préstamo a Grecia, reduciendo la deuda helena, que sería del 120,5 % del PIB hasta 2020, mas cercano al objetivo de la eurozona de 120%.

¿Hay motivos para alegrarse? Para Michael Schuman, de Time, la respuesta es no: trás largos meses de retrasos, argumentos y contrargumentos, dudas y desconfianzas, los ministros de finanzas de la eurozona acordaron los ministros un segundo rescate a Grecia por el equivalente a US$ 170 mil millones en las primeras horas de la mañana de este martes (21/02). El acuerdo no sólo proporcionará aire fresco para el gobierno tecnócrata, sino también el tan necesario alivio de la deuda. Una parte considerable del nuevo paquete de rescate será utilizado para apoyar una restructuración de US$ 265 millones de dólares de la deuda soberana griega, en la que los acreedores privados se llevarán una pérdida mayor a la esperada en un canje de sus tenencias actuales de bonos por otros a más largo plazo. Este rescate también incluye fondos para recapitalizar el prácticamente destruido sistema bancario griego. Sin embargo, quedan aun algunos obstáculos por sortear: el rescate debe ser aprobado por los 17 países de la eurozona. Si se logra eso, se alejarían los recurrentes temores al default griego.

(Urgente24)

Deja una respuesta