El ministro de Seguridad bonarense prometó duplicar la cantidad de efectivos en un año y confesó: «Soñe toda la vida» con la creación de la Policía Local.

Alejandro Granados encabezó el inicio del ciclo lectivo de la Escuela de la Policía Local de Ezeiza, donde egresarán más de 200 efectivos, y remarcó que los cadetes «son el futuro para enterrar a la Bonaerense y volver a ser la Policía de la Provincia de Buenos Aires».

El ministro remarcó que los «malos policías quedarán en el camino o presos» y reiteró una promesa que ya había hecho el gobernador Daniel Scioli: la de duplicar la cantidad de efectivos en el término de un año.

«Queremos efectivos honestos que trabajen y transpiren la camiseta», expresó Granados y admitió que «soñé toda la vida» con la conformación de la Policía Local.

www.minutouno.com