El ministro de Salud, Daniel Gollán, aclaró que en la cuestión del aborto el Gobierno debe «ceñirse» a la ley vigente, aunque consideró que una mujer que interrumpe un embaraza no debe ser penalizada para «no sumarles más problemas».

«Como Poder Ejecutivo tenemos que ceñirnos a las normas vigentes, hasta tanto no haya una cambio normativo», explicó Gollán en diálogo con el programa Levantado de 10 por Radio 10.

Al respecto, Gollán explicó que en la actualidad hay que regirse por la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable y por el llamado Fallo Fal, dictado por la Corte Suprema en 2012.

«El fallo nos dice que cuando una mujer realiza una interrupción del embarazo por una violación, sin necesidad de judicializar, hay que darle la atención médica que corresponde y producir la interrupción del embarazo», contó Gollán.

Consultado sobre si a la mujer que aborta hay que penalizarla, Gollán insistió en que hay que guiarse por la ley vigente, pero a título personal dijo que «no creo que haya que sumarle más problemas a la mujer que los que tuvo al tener que afrontar una situación así».

En ese sentido, afirmó que la interrupción del aborto es «un trance que no es fácil para la propia mujer». E insistió que la cuestión de la punibilidad o no del aborto depende de que «en algún momento se legisle y se cambie la ley».

Fuente: Ambito