La ministra de Industria, Débora Giorgi, viajó ayer con destino a China para reunirse con el ministro de Comercio de ese país asiático, Chen Deming, en el marco de la Comisión Bilateral de Comercio.
“Argentina busca reequilibrar el intercambio de valor agregado y trabajo planteando una asociación comercial estratégica que contemple el acceso al mercado chino de alimentos y manufacturas”, dijo Giorgi, al tiempo que agregó que “nuestro país tiene recursos naturales, mano de obra e incentivos para la inversión extranjera que permitirían a los capitales chinos producir alimentos elaborados para China y el mundo desde Argentina”.

El encuentro se llevará a cabo mañana y Giorgi estará acompañada por el secretario de Industria, Eduardo Bianchi.

La ministra hablará con Deming en torno a sectores como alimentos, alimentos elaborados, autopartes, manufactura de plásticos o productos químicos orgánicos que representan una gran oportunidad de negocios, debido a que en esos rubros China es un gran importador de otros países pero no de Argentina, que a su vez ya exporta en esos rubros a los mercados más exigentes del mundo.

“Necesitamos diversificar las exportaciones hacia China: estamos buscando insertarnos en ese mercado de manera inteligente y no exportar solo productos primarios sin valor agregado. Para Argentina este es uno de los principales desafíos, vender a un mercado de 1.400 millones de habitantes productos nacionales que impliquen trabajo”, afirmó Giorgi.

Sólo en alimentos (elaborados y no elaborados) China importa más de 16.000 millones de dólares, pero apenas el 1% lo compra en Argentina, que a la vez le vende al mundo por más de 20.000 millones de dólares.

En el marco de la reunión de la Comisión Bilateral realizada en noviembre pasado en Beijing, Argentina ya planteó la necesidad de diversificar las exportaciones y presentó un listado formado por lácteos, carne avícola, cebada, vino, biotecnología aplicada a la producción agropecuaria, maquinaria agrícola, productos farmacéuticos, calzado de cuero, equipamiento y productos para la salud.

China tiene necesidad de invertir en el exterior para abastecerse de alimentos.

En ese marco, la ministra explicó que “Argentina ofrece uno de los complejos productores de materias primas agrícolas más competitivos del mundo, con una oferta creciente y disponible para la exportación y un enorme potencial para articular nuevos negocios a lo largo de la cadena agroalimentaria».

En otros sectores, por ejemplo, China importa 55.000 millones de dólares al año en autopartes, y tan sólo el 0,04% de Argentina, cuando nuestro país vende a otros países por un total de US$ 3.350 millones.

En manufacturas de plásticos el gigante asiático importa US$ 48.000 millones (0,05% de Argentina) y Argentina exporta a otros mercados por US$ 1.500 millones. China compra productos químicos orgánicos por US$ 39.000 millones (0,01% de Argentina) y nuestro país vende al mundo más de U$S 590 millones.

Otros sectores identificados para la inversión por parte de capitales chinos son el software, la producción de artículos electrónicos en Tierra del Fuego y la maquinaria agrícola.

En 2010, el comercio bilateral fue de casi 13.000 millones de dólares y creció más del 60% con respecto al año anterior, a la vez que se multiplicó por cuatro entre 2003 y 2008.

China es el segundo socio comercial argentino, representando el 10% de las exportaciones y el 13% de las importaciones (tomando los primeros once meses de 2010).

Fuente: diariohoy.net

Por Marta

Deja una respuesta