Momento de alta tensión se vivió anoche dentro de la casa de Gran Hermano. En el debate que tenía como protagonista al último eliminado (Emanuel) se mostró una extensa pelea suscitada entre Jonathan K., Martín Pepa y Luz. Todo comenzó cuando Johnny les pidió respetuosamente al grupo de «los pibes» que lo dejen dormir. A ese pedido, Luz respondió con una agresión y todo fue in crescendo a partir de ese momento.

Cuando Martín Pepa, quien está jugando para ambos grupos (el de Cristian U. y el del resto), se metió en la pelea, Jonathan le dijo que le convenía quedarse callado. Minutos después, el participante le reveló a los amigos de Pepa que fue él quien compartió con Cristian la estrategia de la autonominación masiva que derivó directamente en la expulsión de Emanuel, su ex líder. Descreídos, Solange, Luz y Jonathan (el original) se burlaron de él replicando que nunca van a desconfiar de Pepa.

Pero la cosa no termino ahí y tanto Jonathan como Pepa trasladaron su discusión a la cocina, con Cristian U. y Martín Anchorena como testigos. Fue entonces que el gran jugador de Gran Hermano les pidió que se tranquilicen, no sin antes frenar a Pepa, quien se atribuía ser respetuoso dentro del juego y no maltratar a nadie. «¿De qué estás hablando, Pepa?» – retrucó Cristian -, «A mí me maltrataron tanto hombres como mujeres, y yo te vi en los videos». ¿Continuará?

Rocío se quiere ir. La primera eliminada usó la herramienta del confesionario online para expresar sus ganas de abandonar la casa, a pocas semanas de haber reingresado. Esta es una síntesis de lo que dejo asentado: «Hola a todos…les pido mil disculpas pero siento que tengo que estar con mi familia…me siento muy triste y con miedo, no es facil estar acá adentro..ya no quiero esto..se están matando por un premio que sinceramente a mí no me interesa», escribió.

Fuente: La Nación

Por Leo

Deja una respuesta