Hasta dentro unos meses, el Gobierno no aplicaría una suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, pese a la creciente presión de las centrales sindicales y de la oposición.

La presidente Cristina Fernández mantendrá los actuales valores hasta agosto próximo, cuando finalice la batalla gremial por la sucesión de Hugo Moyano al frente de la CGT.

«Cristina no le va a entregar nada a Moyano, y menos en plena pelea por continuar al frente de la CGT», confiaron dos fuentes kirchneristas del Congreso, según publica La Nación.

El oficialismo impondrá su mayoría para clausurar todos los intentos opositores de actualizar los valores del tributo en el Congreso.

Actualmente, el piso mínimo del pago de Ganancias es de 7.998 pesos para los trabajadores casados con dos hijos y de 5.782 para los solteros.

«La facultad para modificar el impuesto la tiene el Poder Ejecutivo; se la cedió el Congreso el año pasado, cuando sancionó el presupuesto 2012», dijo el jefe del bloque oficialista de diputados, Agustín Rossi.

Fuente: Diariohoy.net

Deja una respuesta