El presidente de El Salvador hará un acto de desagravio a los muertos en la llamada masacre de El Mozote, perpetrada por el Ejército hace 30 años. Durante todo el conflicto murieron más de 75 mil personas

En un acto que se llevará a cabo el fin de semana, el mandatario también hará anuncios específicos sobre los acuerdos de paz que se firmaron tras la guerra civil.

Aquellos acuerdos, cuyo aniversario se celebra este 16 de enero, pusieron fin a la guerra civil (1980-1992) que además de dejar 75.000 muertos, hizo desaparecer a unas 7.000 personas.

Durante la conmemoración será recordada la masacre de El Mozote, pero también se incluirá a «otras víctimas que fueron impactadas por esa vorágine, por esa locura», según el canciller Hugo Martínez, quien además calificó de «genocidio» lo que sucedió en varias aldeas del norte de el país.

Entre el 11 y 13 de diciembre de 1981, soldados del proscrito Batallón Atlacatl del Ejército masacraron a la población de varios caseríos, entre los que están El Mozote, La Joya, Ranchería, Los Toriles, Jocote Amarillo y Cerro Pando.

«Estamos hablando de una masacre, de un genocidio de civiles, alrededor de mil, la mitad de ellos niños y adolescentes menores de 18 años; niños de un año, de un año y medio que fueron asesinados ahí con lujo de barbarie», afirmó el canciller.

Por la matanza, que conmocionó a la comunidad internacional, una comisión de La Verdad de las Naciones Unidas (ONU) culpó a varios militares, algunos de los cuales murieron durante el conflicto armado.

El Congreso salvadoreño aprobó una ley de amnistía en 1993, pero la Oficina de Tutela Legal del Arzobispado de San Salvador busca que la masacre no quede impune y presentó el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CDH), con sede en San José, que convocará una audiencia este año.

Infobae

Deja una respuesta