Alerta por peligro de ataques

Dos personas fueron detenidas en Ankara y están sospechadas de pertenecer al grupo terrorista ISIS. Encontraron chalecos con explosivos que aparentemente planeaban hacer estallar cerca de bares y un centro comercial.

La policía turca detuvo a dos personas en Ankara sospechosas de ser miembros del grupo terrorista ISIS y de estar planeando un atentado suicida para Año Nuevo, informaron hoy funcionarios turcos.

«Sospechamos que son miembros del ISIS y que planeaban un atentado en Año Nuevo en la capital», Ankara, dijeron las fuentes bajo condición de  anonimato.

Los dos sospechosos fueron detenidos tras un registro en una vivienda del vecindario Mamak, en la afueras de la capital, donde la policía incautó chalecos suicidas con bombas reforzados con rodamientos y varillas de metal, dijo la agencia de noticias estatal Anadolu citando funcionarios no identificados de la oficina fiscal de Ankara.

Los atacantes estaban planeando hacer estallar sus chalecos suicidas en dos localizaciones, cerca de bares y un centro comercial, durante los festejos por el Año Nuevo, informó la misma agencia.

Turquía se encuentra bajo fuerte vigilancia desde el 10 de octubre, cuando un doble atentado suicida causó 103 muertos durante una manifestación pacífica en Ankara. Ese ataque, el peor atentado en la historia reciente de Turquía, fue atribuido al ISIS, al igual que otros dos cometidos antes en el sudeste de mayoría kurda en Turquía.

Las autoridades turcas han multiplicado en los últimos meses lasoperaciones contra las «células durmientes» del grupo terrorista en todo el país.

Fuente: Agencias – Clarin