Francia y Alemania despliegan fuerzas en Malí ante el avance islamista hacia el sur. Los grupos vinculados a Al Qaeda que controlan el norte del país continúan avanzando.

El grupo islamista radical Ansar Dine, con una fuerte presencia en el bando rebelde junto a los yihadistas de Muyao (Movimiento por la Unicidad de la Yihad en África del Oeste) y Al Qaeda del Magreb Islámico, ha manifestado que la conquista de Kona es tan sólo «una advertencia para aquellos que quieren intervenir».

República de Malí (en francés: République du Mali), es un Estado de África occidental, sin costa marítima, 7mo. país más extenso de ese continente, ubicado entre Argelia, Níger, Mauritania, Senegal, Costa de Marfil, Guinea y Burkina Faso.
Su población se estima en 12 millones de habitantes. A fines del siglo 19, Malí fue controlado por Francia, que lo integró al Sudán francés. En 1959 consiguió su independencia junto con Senegal, convirtiéndose así en la Federación Malí, la cual se desintegraría 1 año después.

Alrededor de la mitad de la población vive debajo del umbral de la pobreza internacional: menos de US$ 1,25 por día.

Patria de varios jugadores del fútbol europeo: Seydou Keita, Jean Tigana. Frédéric Kanouté, Mahamadou Diarra, y Seydou Keita.

El 21/03/2012 un grupo de militares derrocó al presidente Amadou Toumani Touré en un sangriento golpe de Estado; los militares golpistas, que justificaron su acción por el insuficiente apoyo de Touré y su gobierno a los militares en su lucha contra los guerrilleros separatistas de etnia tuareg del norte del país.

Sin embargo, militares leales a Touré afirmaron que éste se encontraba en una base militar acompañado de miembros de la unidad élite de la guardia presidencial, conocidos como los ‘Boinas rojas’ intentando resistir al golpe militar.

Los tuareg del norte se fueron apoderando de varias ciudades y ganando posiciones, aprovechando el vacío de poder.

El 06/04/2012, el Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA) proclamó, unilateralmente, la secesión de la región de Azawad.

En mayo, tras la fusión de los 2 grupos tuareg (MNLA y el islamista Ansar Dine, vinculado a la red Al Qaeda), se proclamó el autodenominado «Estado Islámico del Azawad» donde la sharia será la «fuente del Derecho».

Sin embargo, algunos informes posteriores indicaron que el MNLA había decidido retirarse del pacto, distanciándose de Ansar Dine, que quiere decir «Defensores de la Fe».

Liderado por Iyad Ag Ghaly, uno de los principales líderes de la rebelión Tuareg de los años 1990, tiene vínculos con Al Qaeda del Magreb Islámico y el Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (Muyao); y busca el establecimiento de la Shari’a como norma vigente en Mali.

El Muyao o Jamāʿat at-tawḥīd wal-jihād fī gharb ʾafrīqqīyā es una organización formada a partir de una ramificación de Al-Qaeda en el Magreb Islámico, operativo desde el sur de Argelia al norte de Malí.

Los enfrentamientos entre el MNLA y Ansar Dince culminaron en la Batalla de Gao, el 27/06/2012, y el grupo islamista Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental y Ansar Dine tomó el control de la ciudad, expulsando al MNLA.

Ansar Dine anunció que tiene bajo su control todas las ciudades del norte de Malí.

Francia y Alemania han tomado posiciones en el aeropuerto de Sévaré, localidad maliense situada junto a la ciudad de Mopti, enclave que separa la región tomada por grupos islamistas radicales en el norte y la que aún controla el Gobierno maliense.

El refuerzo de la presencia internacional en el centro del país magrebí coincide con la conquista por los rebeldes de Kona, a unos 60 kilómetros de Mopti y 600 de la capital, Bamako.

Según la información adelantada por el diario francés Le Figaro, junto a militares franceses y alemanes, varios aviones han aterrizado en las últimas horas en el aeropuerto de Sévaré. Testigos citados por el semanario Jeune Afrique, han revelado que aviones malienses y europeos han llegado al aeródromo con material y soldados.

Ante el avance de las milicias islamistas hacia el sur, el Consejo de Seguridad de la ONU pidió el «despliegue rápido» de la fuerza internacional de apoyo a Malí aprobada en diciembre de 2012, ante los avances hacia el sur en los últimos días por parte de las fuerzas de un grupo islámico.

Los quince miembros del Consejo pidieron, en una declaración aprobada tras una reunión de urgencia, que los países miembros de Naciones Unidas respalden al Gobierno de Bamako y a sus fuerzas militares.

Los 15 miembros del Consejo pidieron, en una declaración aprobada tras una reunión de urgencia, que los países miembros de Naciones Unidas respalden al Gobierno de Bamako y a sus fuerzas militares. El embajador francés ante Naciones Unidas, Gerard Araud, ha informado además de la recepción de una petición de ayuda militar desde Malí.
Unas horas después, el presidente francés, François Hollande, ha manifestado que París intervendrá «en el marco de la ONU».

Los miembros del Consejo «piden el despliegue rápido de la misión» Afisma, según señala la declaración, que resalta la «preocupación» del organismo por los ataques y movimientos militares de grupos terroristas y extremistas en el norte de Malí, en particular la captura de Kona.

La caída de Kona, de unos 36.000 habitantes, es un paso más en el avance rebelde hacia el sur controlado por las fuerzas del Gobierno interino de Dioncunda Traoré, urgidas a reforzar el control de Mopti, donde está acantonado un importante destacamento avanzado del Ejército maliense y donde se encuentra el principal aeropuerto del centro del país.

«Los terroristas han decidido marchar hacia el sur, y el Consejo de Seguridad ha hecho un llamamiento para que se les impida llegar a Bamako», según una fuente diplomática de un país miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

Los 15 miembros del órgano discutieron una carta con una solicitud de ayuda enviada por el Gobierno de Bamako, que también ha formulado una petición similar a Francia.

El grupo islamista radical Ansar Dine, con una fuerte presencia en el bando rebelde junto a los yihadistas de Muyao (Movimiento por la Unicidad de la Yihad en África del Oeste) y Al Qaeda del Magreb Islámico, ha manifestado que la conquista de Kona es tan sólo «una advertencia para aquellos que quieren intervenir».

Sanda Uld Bunama, en conversación telefónica con la agencia Efe, ha manifestado que la ofensiva sobre Kona «es solo el principio».

El Consejo de Seguridad de la ONU también se solicitó que los países ayuden a la solución de la crisis, especialmente respaldando a las fuerzas malíes, «a fin de reducir la amenaza que presentan las organizaciones terroristas y grupos asociados». El Consejo celebró la reunión de urgencia a petición de Francia.

«Los terroristas han decidido marchar hacia el sur, y el Consejo de Seguridad ha hecho un llamamiento para que se les impida llegar a Bamako», según interpretó la declaración, una fuente diplomática de un país miembro del Consejo.

Fuente: Urgente24