El candidato socialista se comprometió a «cambiar el método y el comportamiento» del Gobierno en caso de ganar las elecciones presidenciales. Los últimos sondeos lo ubican 11 puntos sobre Sarkozy en el ballotage

Crédito foto: AP

En una entrevista concedida a la AFP, recordó: «Yo había hablado en julio de una candidatura normal para una presidencia normal. Una presidencia modesta para el que la ejerce y ambiciosa para el país».

François Hollande, al que todos los sondeos consideran gran favorito para los comicios, cuya primera vuelta tendrá lugar el domingo y la segunda, el 6 de mayo, prometió «seguir dirigiéndose a los franceses y rendirles cuentas de su política cada seis meses».

Interrogado sobre el calificativo de «antihéroe» que le atribuyó el periódico español El País, aseguró que lo tomó como un «cumplido». «Desconfío de los personajes que antes de realizar una misión piensan en la huella que van a dejar. Ésta es a menudo más leve», dijo.

«Siendo lector de Camus, conozco la grandeza de la condición humana. Y puedo elevar a Francia alrededor de una gran ambición: el éxito de la juventud. Un presidente está al servicio de su país y no de su propia ambición», insistió.

En el plano financiero, Hollande se propone separar las actividades de crédito y depósito de las llamadas de especulación en el seno de cada banco. «Ninguna colocación especulativa podrá ser financiada con los depósitos de los franceses», explicó.

En materia de política internacional, reiteró su promesa de retirar las tropas francesas de Afganistán antes de fin de año. «El retiro será iniciado al día siguiente de la elección y terminado a fines de 2012. La cooperación perdurará para el desarrollo y la formación de cuadros militares afganos», indicó.

De acuerdo con la última encuesta del instituto Ifop, el candidato socialista arrasaría en la segunda vuelta del 6 de mayo, donde sacaría 11 puntos de ventaja al actual jefe de Estado, Nicolas Sarkozy, quien aspira a ser reelegido. El 55,5% del electorado votaría por él.

El sondeo demostró que el mandatario sufrió una caída del apoyo de cara a la primera vuelta. Luego de abatir al terrorista Mohammed Mareh, había subido hasta el primer lugar de intención de voto pero ahora se ubica un punto por debajo de su principal rival.

Consultado sobre estas cifras, el aspirante socialista estimó que aún «nada está decidido». «Es en las próximas horas que muchos franceses van a decidir su elección. Mi actitud es clara: convencer hasta último momento de que la primera vuelta arrastra a la segunda», subrayó.

Confrontado con Jean-Luc Mélenchon, candidato de la izquierda radical, Hollande desestimó que sean posibles «negociaciones entre partidos entre las dos vueltas». «No habrá trueque, concesiones ni intercambios. En cambio, si los franceses me eligen en la segunda vuelta, yo me dirigiré a todos los electores. Cada voto de la primera vuelta merecerá ser comprendido», argumentó.

Fuente: AFP – EFE – Infoabe

Deja una respuesta