Los galos entran en la recta final electoral. Cuando sólo faltan 6 días para la primera vuelta, las últimas encuestas ubican en la cabeza al presidente Nicolás Sarkozy que va por su relección aunque, en la ronda definitiva, prevista para el 6/05, sería derrotado por el candidato socialista, François Hollande. Mélenchon y Le Pen, los “terceros” en discordia.

(Urgente24)

Sólo faltan 6 días para que Francia acuda a las urnas y son 10 los candidatos que entran en la recta final de la carrera hacia el Palacio del Elíseo en medio de una lo que se anticipa como una posible fuerte abstención por parte del electorado para la primera vuelta a llevarse a cabo el próximo domingo (22/04).

Según un sondeo difundido por el Instituto Ifob, los segmentos más abstencionistas son los menores de 35 años, los obreros, los habitantes de comunidades rurales, los simpatizantes de la extrema izquierda y de la extrema derecha. Sin duda la abstencióny radicalización se deben al alto grado de desencanto del electorado con los actuales candidatos.

Según la entrevistada, gran parte del electorado ha perdido su confianza por el presidente Nicolas Sarkozy, quien aspira a la relección por la Unión por un Movimiento Popular (UMP), por su alto grado de arrogancia, y que el programa político del socialista François Hollande, del Partido Socialista (PS) aún no acaba de convencer a la población.

“En general, queremos un candidato que llegue al Elíseo para enfrentar la crisis, la falta de empleo y mejores sociales”, sostiene Daza Pereira, una ciudadana francesa.

Puso de ejemplo a la candidata por el Partido Ecologista, Eva Joly, que en su programa proclama la revisión a la energía nuclear o que está de acuerdo con los matrimonios entre homosexuales, “pero esos aspectos no van solucionar la actual crisis económica en el que estamos inmersos”, dijo.

Sin embargo, indica que gran parte de la juventud apuesta por Jean-Luc Mélenchon, del Frente de Izquierda, llamado el candidato del cambio.

“Mélenchon logró en las últimas semanas avanzar del quinto al tercer lugar y está detrás de Hollande y de Sarkozy”, manifesta.

Mélochon propone reformas profundas, como aumentar el salario mínimo, bajar la edad de jubilación y separar a Francia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Toda campaña electoral gala que se precie tiene un tercer hombre sorpresa y en esta ocasión se trata del candidato del Frente de Izquierda, Jean Luc Mélenchon. Exsocialista demasiado a la izquierda para su antiguo partido, se alió con los comunistas y gracias a sus dotes de orador reconocidas por sus rivales se ha convertido en la sensación de la campaña. Los sondeos le dan 13 a 15% de intenciones de voto. Según una encuesta del instituto BVA, el 60% de los galos piensa que es el candidato que mejor representa el cambio.

Deja una respuesta