El canciller, Laurent Fabius, calificó al presidente sirio, Bashar al Assad, de “verdugo” y anunció que Francia, que desde el miércoles asumirá la presidencia del Consejo de Seguridad la ONU, convocará a una reunión de urgencia antes del fin de semana.

Por Hernán Campaniello

“Como será Francia quien presida desde el primero de agosto el Consejo de Seguridad vamos a solicitar, antes de que termine esta semana, una reunión, probablemente a nivel ministerial. Nuestra idea es intentar detener las masacres y al mismo tiempo preparar la transición”, afirmó Fabius en la radio RTL.

Luego, el canciller y ex premier atacó a Al Assad. “Es un martirio que sufre el pueblo sirio y el verdugo se llama Bachar Al Assad”, declaró el jefe de la diplomacia francesa.

“Incluso si hay armas que son entregadas a los insurgentes por Qatar, Arabia Saudita y probablemente otros países, eso no es nuevo. Pero existe un desequilibrio masivo porque Al Assad posee medios muy pesados, y aprovecha para masacrar y matar”, subrayó.

Francia, un país particularmente atento a las revoluciones árabes de 2011, sigue con atención la crisis siria, que ya lleva 16 meses, pero la adhesión a una eventual intervención militar pierde adeptos entre los ciudadanos galos.

Durante su campaña, el presidente socialista, Francois Hollande, dejó entrever que en nombre de los derechos humanos buscaría una solución al conflicto, sin descartar una intervención militar.

Frente a la oposición de Rusia y China a toda intervención militar en Siria, Fabius llamó a “intentar todo lo posible” porque “si seguimos como hasta ahora, eso será una oposición solamente confesional”.

El ministro reiteró la posibilidad de que el conflicto se expanda en la región al sostener que “no podemos continuar diciendo que es un conflicto interno”.

Sin embargo, el apoyo a una intervención militar continúa cayendo entre los franceses para situarse a fines de junio en el 52%, según una encuesta divulgada recientemente por Ifop, seis puntos porcentuales menos que hace dos meses.

No obstante, el apoyo del más del 50% se encuentra en línea con lo que piensan sus vecinos españoles (65%), pero se diferencia de otros países europeos, como Alemania (45%) e Italia (43%), donde existen importantes movimientos pacifistas.

Según Ifop, las principales preocupaciones que surgen del estudio son la inestabilidad en la región, la incertidumbre que pesan sobre una salida al conflicto y el recuerdo de la intervención en Libia, liderada por el ex presidente Nicolas Sarkozy, a pesar de que sólo el 35% de los franceses apoyaban una salida militar.

Fabius se refirió hoy a declaraciones atribuidas al ex presidente conservador (2007-2012) en el diario Le Parisien y desmentidas por colaboradores cercanos al ex mandatario.

Según el popular diario capitalino, Sarkozy habría dicho “me criticaron por Libia, pero al menos, reaccioné. Hay que ser más firme con el régimen de Al Assad”,

Sobre el final de la entrevista, Fabius manifestó: “Ya que hablamos de Siria, habría que recordar que fue Sarkozy quien invito a Bashar Al Assad a presidir la ceremonia del 14 de julio en 2008”.

Entretanto, en Francia continúa la polémica por el contrato firmado por una empresa gala especializada en altas tecnologías, Qosmos, con el gobierno sirio.

El jueves pasado, la Fiscalía de París abrió una investigación luego de la denuncia de la Federación internacional de los Derechos Humanos (FIDH) y la Liga de los Derechos Humanos (LDH) contra Qosmos.

La empresa fue acusada de haber vendido al gobierno sirio un sistema de vigilancia de comunicaciones por Internet, que permitió al gobierno de Al Assad detener a miles de opositores, según los denunciantes.

La FIDH y la LDH sustentan su denuncia en documentos internos de Qosmos develados por WikiLeaks a fin de 2011.

Fuente: Télam

Deja una respuesta