Randazzo estuvo durante dos horas con el presidente en la Residencia de Olivos, a la que habría entrado en el auto de Fernando «Chino» Navarro, actual secretario Parlamentario de la Nación, que fuera parte de la lista del «Flaco» en las elecciones de 2017. En el Gobierno negaron la reunión a LPO y cerca de Navarro dijeron que está aislado por ser contacto estrecho de un caso positivo de coronavirus.

El ex ministro del Interior de Cristina Kirchner anunció el fin de semana que será candidato a diputado nacional. Según dijeron a LPO fuentes del peronismo, horas después de ese anuncio Randazzo habría visitado a Cristina en su departamento de Recoleta. Pero allegados a la vicepresidenta también negaron las versiones.

 

En Cambiemos creen que Randazzo es un candidato «muletto» de Alberto para dividir votos de la oposición, como advirtió José Luis Espert en la TV.

Espert: «Randazzo es el muleto de Cristina y se reúne con Alberto en Olivos»

 

Incluso sospechan una maniobra del presidente para sumarlo al Gobierno a fin de año como una manera de mostrar amplitud al integrar en su gabinete a un dirigente de la «oposición». En el Gobierno admitieron a LPO que según las encuestas que manejan, el 70% de los votos que obtenga Randazzo se los saca a Cambiemos y sólo el 30% de su cosecha es del votante del peronista desencantado que votó al Gobierno en 2019.

 

Lo concreto es que Randazzo ya tenía gente trabajando en el Gobierno. Su sobrino, como adelantó LPO, es asesor del ministerio de Turismo y Deporte y Florencia Casamiquela, su ex compañera de fórmula en 2017, trabajó en el mismo ministerio hasta el año pasado.

 

El propio Alberto fue el jefe de campaña en 2017 de Randazzo cuando enfrentó a Cristina en la provincia y en 2019 tuvo una fugaz participación en la campaña presidencial del Frente de Todos. Incluso se lo mencionó para ocupar un ministerio.

Por admin