Según el informe realizado por el Observatorio de Femicidios en Argentina «Adriana Marisel Zambrano», coordinado por la ONG Asociación Civil La Casa del Encuentro, durante el 2011 se dieron 282 casos mortales de violencia de género. Este número significa 10 por ciento más que en 2010. Durante los primeros 10 meses del año, el 62% de las víctimas murieron baleadas

El femicidio es la forma más extrema de violencia hacía las mujeres, el asesinato cometido por un hombre hacia una mujer a la que considera de su propiedad, es la violencia de género más grave y que cada día que pasa se expande.

A partir de ser visualizada la problemática en argentina se incrementan paulatinamente. Las cifras aportadas por el Observatorio de Femicidios en Argentina «Adriana Marisel Zambrano», coordinado por la ONG Asociación Civil La Casa del Encuentro son contundentes. Durante este 2011, este tipo de violencia creció casi 10 por ciento en comparación con el 2010 que se habían registrado 260 muertes, mientras que en 2009 se reportaron 231 casos de femicidios

Según el informe que llevó adelante el Observatorio, durante el 2011, en la Argentina se mataron más de cinco mujeres por semana por violencia de género. O más tremendo aún, una persona del sexo femenino fue asesinada cada menos de 30 horas.

Durante el 2011, según el relevamiento de esta ONG, se mataron 282 mujeres por violencia de género. El  informe actualizado se realizó en base a los homicidios publicados en 120 diarios de distribución nacional y provincial y las agencias de noticias DyN y Télam, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2011.

Si bien aún no está el informe final con todos los detalles, hay que señalar que hasta los primeros 10 meses del 2011 se habían registrado 237 muertes y la provincia que más sufrió de estos lamentables delitos fue Buenos Aires. De los 237 casos que se registraron de enero a octubre, en el distrito bonaerense se contabilizaron 77. Más atrás se ubicó Santa Fe con 23 casos, Córdoba con 18, Salta con 15, Capital Federal con 13, Misiones con 12, Santiago del Estero con 10, Corrientes, Mendoza y Tucumán con 9, Chaco con 7, Jujuy y Entre Ríos con 6, San Juan con 5, Neuquén y Formosa con 4, La Pampa, Río Negro y Santa Cruz con 2; Catamarca, Chubut, La Rioja, Tierra del Fuego  y Catamarca con 1.

Con respecto a los autores de los macabros crímenes, se cree que 88 de los 237 delitos fueron cometidos por esposos, parejas y novios; en 49 están involucrados ex esposos, ex parejas y ex novios; en 15 hechos se estima que fueron padres o padrastros, 20 otros familiares y los restantes  65 fueron vecinos conocidos sin vínculo.

La modalidades de que los asesinos cometen los delitos son varias, sin embargo la más utilizada es la muerte por armas de fuego.

De los casos contabilizados hasta octubre;  62 mujeres fueron asesinadas baleadas, 53 apuñaladas, mientras que 35 debido a golpes, 25 estranguladas, 24 incineradas, 18 degollada, 3 asfixiada, 2 con hachas y 1 ahogada. Con otras modalidades fallecieron 14 mujeres por violencia de género.

El dato más sorprendente en los dos años tiene que ver que el número de mujeres que murieron incineradas casi se duplicó.

Para finalizar, con respecto a la franja etaria, hay que decir que 78 femicidas tienen entre 31 a 50, mientras que 52 entre 19 a 30 años y 27 entre las edades 51 a 65.

Para finalizar, con respecto al informe final de 282 muertes, el Observatorio sostiene que a raíz de estos asesinatos 346 hijas e hijos transformaron en víctimas colaterales de los hechos.

Agenciacna.com

Deja una respuesta